viernes, 13 de noviembre de 2015

MAÑANA DE EMBRIAGUEZ, Arthur Rimbaud




.
Es uno de los primeros poemas de Rimbaud que leí en mi vida y puedo decir que me tatuó el alma... Era un imberbe de edad aproximada a la edad en que Rimbaud comenzara a escribir sus destellos. Todos sus poemas eran destellos a la luz de los ojos del adolescente. Lo conocí por obra de un amigo, que se convirtió en un hermano y compadre de la vida, un tanto mayor que yo, hijo de poeta y poeta él también. Cuando esas iluminaciones, esa temporada en el infierno, esas mañanas lóbregas, desenfadadas y encendidas, cuando esos heliotropos concediendo su aquiescencia a la luz solar, cayeron en mis manos y se desplegaron ante mis ojos, tomaron por asalto alma y corazón, le pusieron nuevas luces al ver y avivaron los colores de la vida, para revelarle, no un mundo nuevo, sino la novedad de una manera de tomar por la cintura a ese portento que es la creación, a ese mundo que, sabíamos, nos habían secuestrado, escamoteado, birlado. Acá dejamos ese poema que desnuda por dentro la verdadera fisonomía de lo humano, tan bárbara, asesina y cruel como jamás lo ha sido ninguna otra especia animal sobre la tierra.

Las fotos son de la Comuna de París... El tiempo de los asesinos es ya una larga y aciaga noche.

(lacl)
 
.
MAÑANA DE EMBRIAGUEZ

¡Oh mi Bien! ¡Oh mi Bello! ¡Fanfarria atroz en la que ya no tropiezo! ¡Mágico potro de tormento! ¡Hurra por la obra inaudita y por el cuerpo maravilloso, por la primera vez!

Empezó bajo las risas de los niños, acabará por ellas. Este veneno ha de permanecer en todas nuestras venas aun cuando, agriada la fanfarria, seamos devueltos a la antigua armonía. ¡Oh, ahora nosotros, tan digno de estas torturas!, recojamos fervientemente esta sobrehumana promesa hecha a nuestro cuerpo y a nuestra alma creados: ¡esa promesa, esa demencia! ¡La elegancia, la ciencia, la violencia! Se nos ha prometido enterrar en la sombra el árbol del bien y del mal, deportar las honestidades tiránicas, con el fin de que trajésemos nuestro purísimo amor. Empezó con ciertas repugnancias y acabó, -al no poder agarrar en el acto esa eternidad, - acabó por una desbandada de perfumes.

Risa de niños, discreción de esclavos, austeridad de vírgenes, horror por las figuras y los objetos de aquí, ¡sacrosantos seáis por el recuerdo de esta vigilia! Empezaba con la mayor zafiedad, y concluye por ángeles de llama y de hielo.

Breve vigilia de embriaguez, ¡santa!, aunque sólo fuera por la máscara con que nos has gratificado. ¡Nosotros te afirmamos, método! No olvidamos que ayer has glorificado cada una de nuestras edades. Tenemos fe en el veneno. Sabemos dar nuestra vida entera todos los días.

He aquí el tiempo de los Asesinos.

.

MATINÉE D’IVRESSE

O mon Bien ! O mon Beau ! Fanfare atroce où je ne trébuche point ! Chevalet féerique ! Hourra pour l'oeuvre inouïe et pour le corps merveilleux, pour la première fois ! Cela commença sous les rires des enfants, cela finira par eux. Ce poison va rester dans toutes nosveines, même quand, la fanfare tournant, nous serons rendu à l'ancienne inharmonie. Omaintenant, nous si digne de ces tortures ! Rassemblons fervemment cette promessesurhumaine faite à notre corps et à notre âme créés: cette promesse, cette démence !

L'élégance, la science, la violence ! On nous a promis d'enterrer dans l'ombre l'arbre du bien et du mal, de déporter les honnêtetés tyranniques, afin que nous amenions notre très pur amour. Cela commença par quelques dégoûts et cela finit, — ne pouvant nous saisir sur-le-champ de cette éternité, — cela finit par une débandade de parfums.

Rire des enfants, discrétions des esclaves, austérité des vierges, horreur des figures et des objets d'ici, sacrés soyez-vous par le souvenir de cette veille. Cela commençait par toute la rustrerie, voici que cela finit par des anges de flamme et de glace.

Petite veille d'ivresse, sainte ! quand ce ne serait que pour le masque dont tu nous as gratifié. Nous t'affirmons, méthode ! Nous n'oublions pas que tu as glorifié hier chacun de nos âges. Nous avons foi au poison. Nous savons donner notre vie tout entière tous les jours.

Voici le temps des Assassins.
.

(Arthur Rimbaud, Las iluminaciones.)
.











https://www.youtube.com/watch?v=o3wIoVCpMQ8
https://www.youtube.com/watch?v=j7E7DCNn_ac
https://www.youtube.com/watch?v=-7ELFr8cBYU
https://www.youtube.com/watch?v=8xiXfLXtsT4
https://www.youtube.com/watch?v=gaOfWFIJSlw

No hay comentarios.: