viernes, 23 de septiembre de 2011

Fragmentarias - Franz Kafka, Juan Ramón Jiménez. El adagio filosófico, el adagio poético.


.
Recogemos para esta edición de Fragmentarias, una breve muestra de apotegmas de cada uno de los autores precitados. Me parece que la hondura de sus respectivos sentenciarios no puede ser puesta en tela de juicio.
¿Cuál es el lindero que separa en un adagio a Sofía de Poesía? No es muy sencillo determinarlo, porque no hay una dogmática receta para la creación de adagios. Acaso sean las obsesiones de cada escritor las que determinen el estilo. Muchos de los aforismos de Kafka rozan un tipo de poesía que es sugerida por el trasfondo de lo dicho, surge cómo de las resonancias que quedan vibrando luego de leer en voz alta o baja su palabra. En el caso de Jiménez, es imposible separar el tono poético de lo que se dice, aunque es justo decir que cultivó diversos derroteros estilísticos dentro de la aforística. Son aproximaciones de dos maestros del género.

El más hermoso y lúcido tratado que conozco al respecto es esa joya titulada “Teoría del adagio”, ensayo de Erasmo sobre el tema, el cual viene incluido en un libro para amantes, uno de los más bellos con que me haya tocado la fortuna y que quiso esperarme soledoso en uno de los estantes de una librería caraqueña; Noctua, para ser exactos, ese rincón en el que he hallado tantos tesoros a lo largo de los años. El libro se titula "Adagios del poder y de la guerra y Teoría del adagio". *

Salud!

lacl

Franz Kafka














* Los mártires no tienen en poco al cuerpo, consienten que lo alcen en la cruz. En eso están de acuerdo con sus adversarios.

* No todo el mundo puede ver la verdad, pero puede serla.
* Quien busca no encuentra, pero quien no busca es encontrado.

* Sólo hay dos cosas: verdad y mentira.
    La verdad es indivisible, es decir, no puede conocerse a sí misma; quien quiera conocerla tiene que ser mentira.

* La queja: Cuando sea eterno, ¿cómo seré al día siguiente?
* No hay un tener, sólo un ser, sólo un ser que reclama el último suspiro, el ahogo.

* ¿Qué debo hacer? o ¿para qué debo hacerlo? No son preguntas de esta tierra.
* Sólo la noche es el momento en que la doma llega adentro.



Juan Ramón Jiménez

FORMA
391.
1
La forma poética (ritmo y rima sobre todo) debiera quedar únicamente para aquellos casos en que el pensamiento fuese musical.

392. 
2
         MONOTONÍA. Creo en la negación de la forma por perfección de la misma no por descuido. Que sea sólo un sostén de la idea.

393.                    
                                    y 3

         La perfección de la forma artística no está en su exaltación, sino en su desaparición; no en hacer una prosa mala o desaliñada, sino en hacerla tan buena que parezca que no existe.

SILENCIO

2105.
                            1
         El silencio es para mí una atmósfera absolutamente necesaria para respirar como el aire.

2106.
                            2
         En el silencio yo puedo tener suspendido, suspenso de mi instante, todo mi día y aún toda mi vida, en una síntesis plena. En el ruido sólo puedo suspender el instante.   

2107.
                            3
         SILENCIO. ¡Ayúdame tú a vencer!

2108.
                            y 4
         No es “natural” de la naturaleza el silencio.

                                                           UNIDAD
3002.
                            1
         Amor, casa, naturaleza, arte.

3003.
                            y 2
         De día, la tierra se alza y el cielo baja. De noche, la tierra baja y el cielo se alza.



* PRE-TEXTOS, en co-edición con Biblioteca Valenciana, Valencia, 2000. Edición, traducción y presentación de Ramón Puig de la Bellacasa.


Fuentes:
Existen diversas ediciones de los aforismos de Kafka, pero me he apoyado en las siguientes para extraer la breve muestra:

Kafka,  Franz. Cuadernos en octavo. Tercer Cuaderno (1917-1918). Biblioteca Kafka. Alianza Editorial. Madrid, 2005.

Kafka,  Franz. Aforismos. Random House Mondadori. Barcelona, 2006.

* * * * *
Juan Ramón Jiménez, Ideolojía. Editorial Anthropos, Barcelona, 1990. Una bella y cuidada edición que incluye toda la aforística de Juan Ramón entre 1897 y 1957.



A. Carta de Juan Ramón Jiménez a Alfonso Reyes
B. Dibujo de Franz Kafka

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Mahmoud Darwix - Poeta de Troya...



GUARIDA DE LOS POETAS

Mahmoud Darwix (o Darwish)

Poeta de Troya...


A propósito de Palestina y su justo derecho a ser reconocido como estado. Un amigo me contaba luego que la joven que entrevistó al poeta Darwish * se inmoló luego en una protesta, prendiéndose fuego... Dato que nunca he confirmado, pues me parecía parte de la fábula fílmica. 

Este documento es incontestable, conmovedor... En lugar de escuchar a los políticos, los pueblos deberían escuchar a sus poetas e intelectuales humanistas, como Amos Oz, en la acera del pueblo judío y Darwix o Edward Said, en la acera del pueblo palestino. Y las palabras de Goytisolo, al final de este documento, no son menos pertinentes y conmovedoras.

* (o Darwix, como propone su traductora al español, Luz Gómez García, con el consentimiento del propio poeta)


http://www.youtube.com/watch?v=eTYkP0rXxnA