domingo, 25 de enero de 2009

Más de mi bitácora acuariana




Más de mi bitácora acuariana, el cuadernito que me regaló Yineska y que ha venido, en estos últimos tiempos, en mi auxilio… Añado debajo algunos rasguños de diciembre y enero.Alguien me ha dicho que este año que comienza es año de la desesperación. Así mismo, que es un ciclo en el que prosperará putrefacción. Como si no fuera suficiente con la creciente ola de angustia que ataca el corazón del hombre, en toda hora y lugar, viene esa voz a anunciarme que es lapso de pasar tragos amargos. Sin embargo, no la tomo por voz agorera, sino por voz de alerta y contraseña. Acaso nos sirva de acicate. Acaso nos veamos forzados a cultivar un estado de metamorfosis que nos ayude a vencer la generalizada zozobra del espíritu. Porque, en la desesperanza, podemos aguzar el sentido, ganar terrenos para el paciente silencio de la deliberación del alma.

Aquello que sucede en los campos del hemisferio occidental, acaso no sea tan disímil de lo que sucede en las plazas del Oriente. Lo que ha sucedido recientemente en la franja de Gaza es buen ejemplo de la radiante locura que señorea en el mundo del hombre, y la única explicación del por qué éste se conduce como la más cruel de las bestias que madre natura haya creado sobre la esfera terrestre. Y ello fue lo que me indujo a discurrir en torno al tema de la sinrazón a principios de Enero. Me encontré, al hacerlo, con muchas personas en acuerdo con el sentido común que aconseja no asumir, a priori, solidaridades automáticas en lo que toca a desavenencias entre pueblos a los que, de parte y parte, asisten derechos.

Desgraciadamente, también me topé con los que defienden a ultranza posiciones extremistas, preconcebidas y totalmente divorciadas de aquello que tanto valorara Bertrand Russell: el common sense. Hubo quienes se lamentaron de que Hitler no hubiera exterminado (utilizaron esa palabra) al pueblo judío por completo. Hubo quienes justificaron la muerte de los niños ante el implacable ataque de Israel sobre Gaza, dado que la culpa sólo la podrían tener los fanáticos que usaron a los niños como escudo protector (!?). Pero, ¿quiénes podrían estar más locos? ¿los que ponen a los niños en el frente, los que les arman y envían al combate o los que les disparan a mansalva o bombardean casas, escuelas y hospitales? ¿quiénes tienen más razón? ¿los que defienden a unos o los que defienden a otros?

Lo más importante -a mi juicio- sería intentar, a toda costa, el seguir manteniendo una incondicional libertad del espíritu o, al menos, iniciarnos en su búsqueda; no dejarnos tentar por los espejismos de las opiniones preconcebidas y las tomas de postura prefabricadas. Como dijera alguna vez, Rilke, permitirnos volver nuestra mirada a lo sencillo. Y ese cuadernito que me regaló Yineska ha venido, realmente, en mi auxilio. Me place confirmar que en él vierto la memoria y lo que ausculto, siento y miro... Vuelvo pues, a mi cuaderno, a continuar lo que había comenzado a aflorar en diciembre pasado, hasta el momento en que un desafuero puso todo en zozobra…

Salud!
lacl
P. D. Debajo agregamos una nueva entrega de Guarida de los Poetas, Sala testimonial. Borges y la ceguera, Tarkovsky leyendo un conmovedor poema de su padre, entrevista con la hermana de Lezama Lima y Octavio Paz en su propia voz...

Foto, Semele se anuncia en Enero, tomada a mano alzada desde un equipo celular...
.


(Escrito el 29 de diciembre de 2008)

Llevo varios días con una visión atragantada entre la boca y el corazón. Visión que ha tomado la forma de palabras divagando entre susurros. Intentaré plasmar esto en el papel, pues no estoy de ánimo para estarme guardando cosas…

.

Es 23 de diciembre y es apenas
hoy cuando, absorto en un autobús,
veo a la luz del sol
dignarse a encender
las arboladas huestes del Ávila,
como puntual e inexorablemente
solía hacer cada año
en los inicios decembrinos
con nuestra mágica montaña
y los cielos circundantes.

La inflexión de sus luces
dio realeza a los aires,
vertió candor al verdor de la montaña,
colmando de vida los tonos ocres
y azules de sus laderas,
y los árboles más parecían
ser hordas de guerreros
gritando felices,
al enterarse que se ha firmado
el pacto que sellará la paz.

Mi país y mi ciudad
han sido azotados
por las inclemencias
de un gris temporal.

Y sus gentes parecieran
haberse acostumbrado
a teñir sus rostros de gris.

Ojalá y se iluminaran
como los árboles de mi montaña…


Foto antiquísima, tomada en las laderas del Ávila.
…..

Mientras escribía las líneas precedentes fui tres veces a la cocina por un vaso de agua para el árbol de navidad, gesto que me recompensó colmando la sala con su intenso aroma…

Sé que lo hizo para mí….


* * * * *

(20 de diciembre, 2008)


Lloré como un niño
sin mundo ni madre
leyendo el diario
de mi querida Nella
o, mejor, leyéndola
a ella en su letra.
!Cuánta sencillez!
¡Cuánta inocencia iluminada!


Foto, Noche en el taller de mi hermana Marujita, subiendo por Puerta de Caracas, Cerro El Ávila.

* * * * *
(Escrito del 25 al 26 de diciembre, 2008)

¿Por qué ha de sorprenderme sencillez, si siempre me he sentido más a gusto entre bocetos y borrones? En cierto modo, los bocetos terminan siendo recipientes de mayores cuotas de franqueza y verdad que aquellas disertaciones que han sido elaboradas una y otra vez, continentes de una perfecta, aunque muy frecuentemente, fría expresión. Algo similar sucede con el arte y la poesía. Puedes ser cuidadoso y perfeccionista, pero no hasta el punto de sacrificar frescura en beneficio del efecto. Todo verdadero artista o poeta es, al final del camino, un gran inocente. Y toda vida que se apegue a ese principio de inocencia es una vida de artista o, más ajustadamente, un ars vivendi.


* * * * *
(Escrito el 29 de diciembre de 2008)

Mi hermana Nella fue, fulgurantemente, estrella mayor de la casa, centro en torno al cual gravitaban la justeza y el amor. Sus ojos desnudaban toda falencia. Eran maestros del alma y educaban a quien se atreviera a contemplarlos de frente, cuando se intentara dilucidar razones sobre cualquier aspecto de la vida.

Mi padre, otro astro querido, tan humildemente sabio en los afectos, así lo reconocía, no con palabras que el viento habría de llevarse, sino con gestos del corazón que se imprimían en los nuestros.

Pero ella era un astro fulgurante. Eros impulsaba sus pasos con su aliento. Y fue Eros quien se la llevó. Me conmueve haber sido testigo y parte, si se quiere, de esta porosa educación.

.
Ita es quien viste de blanco y Nella va con lazo en el cabello, en la puerta de la casa...

.
(Nota: Marianella cumplirá, dentro de tres años, cuatro décadas de su despedida de estas tierras)
.
* * * * *

(Enero 07, 2009)

Vivimos en la era de los contra.
¿No es terrible que una simple preposición,
cuya acepción principal denota oposición
y contrariedad de unos contra otros,
signe nuestros días?

* * * * *
(Enero 07, 2009)

Claro que también están los “contras” de las buenas causas.
Los que surgen por los efectos de la sinrazón y la podredumbre generalizadas.
En estos días me ando paseando con dos libros bajo el brazo, hojeándolos de aquí para allá y de allá para acá: Contra el fanatismo, de Amos Oz y Contra la censura, de J. M. Coetzee. Yo espero haber hecho una modesta contribución a los contras de las nobles causas, con el heterodoxo llamado de miramiento y escucha hacia lo desatendido, propuesto en contracorrientes, sentencias en incertidumbre.

.






La frase es Robert Graves. La imagen, de mi hijo.
.
.
* * * * *
(Enero 16, 2009 - Amanecer)

La voz me despierta soplando en mi oído interno con tres
dictados; desafortunadamente, pierdo el tercero de ellos.


….Hay otros mundos
reales y posibles
y nosotros
caminamos en ellos
sin saberlo….


….El hombre no suele confesar el atractivo fatal que sobre él insufla sumisión, cual cosecha esencial de la condición humana. Claro que esto es así (no confesarse el hechizo) en tanto que esa estación sea exigible sólo a los demás….

….La voz se ha ido….

………

…. Me pregunto, ¿es la voz la que se difumina o es el despertar el que me vela el ensueño? Pierdo sus líneas y quedo desamparado….

* * * * *
(Enero 19, 2009 - Atardecer)

La vida es juego y el juego
no está exento del error.
El tema es que nadie decide cuando
es el mejor momento para dar un traspié.


* * * * *

Guarida de los poetas

Borges. Vamos con la quinta parte de su charla sobre la ceguera.

http://www.youtube.com/watch?v=YybJjVl5o7A

.
.


ANDREI TARKOVSKY - El admirable Tarkovsky lee inmejorablemente (ello se siente aun a despecho de desconocer su lengua materna) uno de los poemas de su padre, en esta secuencia. Según mi parecer, El espejo es -lo he dicho antes- uno de los más logrados intentos de hacer poesía con una cámara de cine.

. Foto: Andrei Tarkovsky y la excelente actriz Margarita Terekhova.
http://www.youtube.com/watch?v=mgeqPlYNV4s




OCTAVIO PAZ – en su voz...

http://www.youtube.com/watch?v=NOczb5ORNl0

viernes, 23 de enero de 2009

La mortandad. Oración del niño que intuye que morirá mañana.



Notas, cruces, correspondencias y desencuentros en torno al sentido común…

Las glosas que he colocado ayer, en estas primeras y tardías publicaciones del mes de enero, son notas relativas al tema de barbarie versus humanidad, colocadas originalmente en mi página personal de facebook; así como algunas de las reacciones que generó.
.
Agrego ahora la carta enviada a nuestra amiga, la querida poeta colombiana Amparo Osorio, con un breve texto que surgió por necesidad del corazón, la misma que me mueve a publicarlas en esta plaza. Ese breve poema fue incluido en un número que el periódico digital Con-Fabulación * dedicara a Palestina, con motivo de la sistemática matanza que en el pasado diciembre emprendiera el estado judío en contra de los habitantes de la franja de Gaza. Entre tanto, estoy transcribiendo aquello que originalmente iría a ser publicado durante este mes en este recinto...

Salud,
lacl.

.
Arriba, niños de Gaza juegan sobre las ruinas de una Mezquita y, abajo, en el cuerpo de mi nota a Amparo, dos fotos tomadas durante los bombradeos sobre Gaza, y de corazón les digo que lamento tener que mostrarlas.

* http://con-fabulacion.blogspot.com/

.
---------- Forwarded message ----------
From: Luis Contreras
Date: 2009/1/13
Subject: Re: urgente
To: Amparo Osorio

Mi muy querida Amparo. Gonzalo te habrá dicho que te he llamado hoy. Realmente el llamado de tu urgencia me tocó en el alma, tal como he venido siendo tocado, día a día, por esta extrañeza de mundo que llamamos "del hombre". Pero el mundo no es de nadie. Quizás sea menos del hombre que de cualquier otra especie viva de las que le habitan. Pues bien, no tengo un poema reciente dedicado a Palestina. Amén de que no puedo yo abogar por causas esgrimidas por operarios del crimen. Esto es, no puedo escribir a favor de ningún bando parcial que esgrima el martillo de Thor, como lo hacen los operarios de Judea o los radicales de Hamas. Puedo sí (y debo) abogar por los inocentes. Así que te envío estas sencillas líneas escritas, al rompe y rasga, en la última media hora de esta vida y en esta noche que apenas comienza. Sé que ustedes necesitaban las colaboraciones para esta mañana o este mediodía, así que comprenderás que si te envío estas líneas ahora, es porque han surgido por necesidad, un poco tarde y, como dijera uno de los nuestros, todo tan causa perdida


Oración del niño que intuye que morirá mañana
.

A los niños de la franja de Gaza
y a todos los niños que padecen
los rigores de la sinrazón.

.

Que no llegue el día señor,
que no llegue.
Que perviva la noche.

Quiero la quietud de la noche
y su silencio.
Y que sus estrellas se hagan eternas,
para que en ellas pueda cantar mi corazón,
como lo hace cada vez
que, desde mi cama,
me asomo a la ventana.

Quiero el silencio del sueño,
mi señora.

Yo no te conozco,
pero eternas quiero que sean
tu noche y tu silencio;
porque en tu silencio fui cumplido,
mientras mi alma vadeaba
en el imperecedero ascenso del origen
hacia los primeros destellos de la luz
que me arrulló en tu seno.

Yo no sé quiénes son
ni mi madre, ni mi padre.
Yo no los conozco.
Creo que ellos tampoco saben
quién soy yo.
Los miro en mi silencio,
cuando juguetonamente
conversan
y entre caricias
preparan el pan
de la mañana.

Ellos no parecen percatarse
de que yo les comprendo y les amo
más que a nadie en el mundo.

Ojalá, mi señor,
y ojalá, mi señora,
que la noche
me regale,
por un día más,
esta estampa.



Ocho y ocho de la noche, trece de enero de dos mil nueve (estoy harto de los números)…

Con amor,
Luis Alejandro
.
P. D. Más abajo te ofrendo un trío de amagos o intentonas de poemas que, si bien no están dedicados a nadie en particular, creo que abogan, aunque no sin ironía, por la esencialidad del ser humano. El único que ha sido publicado es Enola Gay (tal como se llamara el acorazado del aire que borró Hiroshima), en un publicación quincenal (1995), así como en las páginas de mi blog…



La noche replegada




¿ Cuántos asesinatos
inmisericordes he presenciado
en silenciosa complicidad ?

¿ Cuántas inmolaciones
no confesadas he de atribuirme ?

¿ Cuántos hijos sin padre ?

¿ Cuántos padres sin hijo ?

¿ Cuántas dobles acechanzas
en las insinuaciones del verbo ?

Buitres sobrevolando
hospitales,
cazadores furtivos
guareciéndose en los templos,
en tanto la noche palidece
sobre los lechos

La noche desfalleciente
abandonando la carne,
abandonando la sagrada bóveda
del cuerpo
La noche en retirada

Hemos quebrado las copas

No brindis
No homenaje
No invocación

No expiación
No salutación
No contrición

No vida
No muerte
No, siquiera, limbo

Sólo el deportivo concurso de la usura

Usura del sentimiento,
del espíritu,
de la carne

Siesta en Sabana Grande, fines de 2008. La foto fue tomada desde un equipo celular.





.

Enola Gay

¿ Cómo se habrá sentido en su piel el mandadero,
después que borró la ciudad ?

¿ Habrá sentido un hormigueo en la mano
después de haber pulsado el botón
que forjó un desierto de fuego allí,
donde antes cohabitaban
el canto, llanto y travesuras de los niños
con los jadeos de las cópulas,
los malos pensamientos, los desvelos de los altruistas,
la medranza de los usureros,
los recuerdos felices de los enamorados ?

¿ Cuál habrá sido su gesto al tomar el cuchillo
para seccionar el desayuno
a la mañana siguiente ?

¿ Y qué pensamientos tendría mientras volaba,
con ojos de cordero, camino a su misión ?

¿ Habrá recordado, acaso, la apaciguante belleza
de la sonrisa de aquella que había dejado atrás,
entre el dolor y las promesas ?

¿ Le habrán quedado chispas para forjar hijos luego ?

Y si los tuvo, ¿ cómo habrán crecido ?

¿ Será alguno de ellos un odontólogo mediocre,
el otro un timador que vende autos
y la menor una fracasada artista de revistas ?
¿ O, quizás, tuvo una exitosa familia ejemplar,
de esas a las que jamás les ocurre nada extraordinario,
de esas que en los álbumes fotográficos
muestran una sospechosa y colectiva sonrisa impersonal ?
¿ O, quizás, el cielo le bendijo con un pequeño que luego sería
un dulce poeta marginal vagando por las calles,
repleto de imágenes que no puede digerir ?

Y Mr. Harry, ¿ habrá esbozado su cadavérica sonrisa,
aquella noche, en la blancura de sus sueños ?
¿ Se habrá tomado, realmente, a sí mismo por
un benefactor de la humanidad ?
¿ O quizás se tomó por un santo administrando la justicia
divina desde lo alto de inexpugnables tribunales pontificios ?
En medio de la grandeza de sus reflexiones,
¿ le habrá dedicado un pensamiento, siquiera, al mandadero ?
¿ Habrá discernido, cual un frío erudito, sobre el conflicto
ético de la autoría material del crimen por coacción ?

Y el refinado científico que dijo que Hiroshima
había sido un error porque, desde ese momento,
los simples mortales le temerían a la ciencia,
¿no podía haberse puesto por un milisegundo
en la piel del mandadero,
ya que ni por asomo lo haría en la de las hormigas
exterminadas por dictamen ?
¿ No podía, por un milisegundo, renunciar a su miseria,
dejar de revolcarse en la carroña de su performance doctoral ?

Y el Capitán de la aérea fortaleza,
a la que dulcemente bautizó con el nombre de su madre,
con un candor tan diligente como el que estilaban
los celestiales héroes de la guerra,
quienes estampaban en sus naves las más apetecibles siluetas
de imposibles hetairas hollywoodenses,
en diáfano tributo para la elevación de sus plegarias
e invocación de una piadosa aquiescencia que dispensara
amparo y santidad a sus funestos cultos sacrificiales.
Verle a él, vestido de serenidad,
un campeón de desgarbada sonrisa y vítrea, inválida mirada,
afirmando a cada momento que él no quedó loco,
que eran puras habladurías de la gente,
¿ podemos figurarnos mayor locura que ésta ?

Y al final ella, tan sola, tan apacible, tan ingenuamente dispuesta
para figurar como paloma mensajera del terror,
¿ cómo podía percatarse de que arrullaba en su seno
las demoledoras enseñas del hijo atrofiado
y vencido de la civilización ?

Ciertamente, los grandes hombres, los elegidos,
no fueron hechos para ponerse en la piel de los pequeños.
.
.

La foto de arriba muestra a un orgulloso Paul Tibbets y su Enola Gay.













(Enola Gay)






(El hongo dejado por la bomba y los efectos posteriores sobre Hiroshima)





.

Sueño


Al fin hubo una pausa,
una pequeña pausa,
larga como un breve
instante de silencio
en la desmesura del cielo.

Todo ha enmudecido.
Desaparecen ciudades,
el fragor de sus martilleos
y silbidos.

Se detuvieron el canto de los grillos,
el acecho del tigre en la maleza,
el vuelo del arrendajo entre los prados
y el mugido de los falsos dioses.

Ahora veo
una ordenada comparsa de monedas
de oro, plata y bronce
flotando sobre las aguas de un río,
desafiando las supremas leyes,
hasta que la mano de una niña
agita y mueve esas aguas.

Al fin, hubo una pausa.

.

jueves, 22 de enero de 2009

La razón de la sinrazón, II

Notas publicadas en Facebook a principios de Enero.
(Escrito el 07 de enero de 2009, a las 23:08)


Les agradezco a todos el que compartan sus pensamientos respecto a este tema tan espinoso. Les escribo un poco a la carrera. Quiero decirles lo siguiente, en particular a lo expresado por Lucía y Alberto en la nota anterior. No podemos colocar a todo el mundo en una misma taza. Heráclito nos habló de la unión de los contrarios. Los extremos se tocan. Racismo genera racismo. El fanatismo es el verdadero y más genuino opio de los pueblos, tal como escribí en un artículo hace algunos años; tesis que, por cierto, defiende Amos Oz, a quien desde niño le tildaban en su Jerusalén natal de traidor por tener fe en la convivencia con seres de otras razas. Jamás he despreciado a víctima alguna, independientemente del color de su tez o del culto que predique. Aborrezco, sí, el asesinato. Y aborrezco el fanatismo. Cuando las ideas o la fe se toman con la pasión del fanatismo, pierden todo su vigor y su virtud. Ni siquiera me alegré el día en que una bazooka se llevó la vida de ese infame dictador que fue Somoza, como sí lo hicieron algunos conocidos; como si ese acto fuese a devolverle la vida a los torturados y asesinados, a resarcir a los desposeídos, a reivindicar a los cautivos. Recuerdo que algunos empezaron a saltar de modo parecido a como lo hicieron algunos fanáticos en las calles de Libia, cuando masacraron a Anwar El-Sadat en Egipto. Nunca olvidaré que celebraban esa muerte lanzando ráfagas de metralla a los cielos y gritando como desaforados. Imagen fidedigna del siglo XX.
.
Yo no he colocado y compartido el artículo “La razón de la sinrazón” (parte I) para desconocer los derechos de Israel. No voy a defender una sinrazón o a apoyar a otra. Pretendo, como pretende Amos Oz, que se reconozcan los derechos de su pueblo, al igual que los de los otros pueblos, para coexistir en santa paz. Y como igualmente pretendió ese admirable caballero que fue Edward W. Said con su querida Palestina. El discurso de los extremistas nunca llegará a buen puerto. Y ése, desafortunadamente, suele ser el discurso de los protagonistas de la política, los que tienen sed de descollar, los que viven en el espejismo y quieren conducir a las masas por las calles de sus alucinaciones.
.
Yo conozco a gentes que se catalogan de izquierda y que aplauden el trato desgraciado que el Stalinismo le dio a los judíos y a una innmerable cantidad de conterráneos sospechosos de disidencia. Stalin se llevó a más gente por delante de lo que cualquiera pudiera haberse imaginado, mientras mantuvo cerrada su cortina de hierro. Igualmente conozco a gentes que han dicho barbaridades como que es una lástima que Hitler no hubiera acabado con los judíos. Y yo creo firmemente que uno debe defender los derechos de cualquier pueblo del mundo a vivir en armonía; sobre todo si es atacado, torturado o avasallado de manera inmisericorde, lapidando a justos y pecadores. ¿Se puede ser hombre de avanzada, de piadoso corazón y mantener semejantes postulados? Lo dudo. Porque, si bien es cierto que en todo pueblo nacen truhanes, ello no implica que todos sus connaturales hayan de serlo. De lo que se trata es de llevar a los fanáticos de la política (o mejor, a los fanáticos del poder) a su sitio. Lo que el estado judío está acometiendo en Gaza es una masacre. Eso es un hecho tan evidente como que ayer salió el sol. Con ello no estoy diciendo que las acciones de Hamas sean correctas.
.
Y con respecto al tema de que algún pueblo tenga más desarrollo intelectual y/o cultural que otro y que eso genera envidias, etcétera, para de algún modo justificar rencores, eso sencillamente me parece -en gran parte de los casos- un tema absolutamente marginal. Aquel que logró correr más rápido fue el que borró primero una ciudad entera. Y, a los pocos días, a otra más. ¿Es para eso que queremos avances científicos y tecnológicos? ¿Para matarnos mejor? Preferiría mil veces optar por la plácida sabiduría del Tao Te Ching, uno de mis poemas de cabecera.
Recordemos unas palabras de Tolstoi, que creo muy apropiadas para lo que quiero subrayar:
.
“…Si la sociedad está mal organizada (como lo está la nuestra) y un pequeño número de personas tiene poder para oprimir a la mayoría, cada victoria sobre la naturaleza contribuirá, inevitablemente, a acrecentar ese poder y esa opresión. Esto es lo que está sucediendo actualmente…”
.
¡Cuánta vigencia mantiene ese pensamiento, a pesar de la distancia temporal que nos separa de su esbozo!Quisiera expresarles otras ideas, quisiera creer que podemos hablar desde un lugar de nuestras humanidades más cónsono con la piedad.
.
.
.


La razón de la sinrazón, I
.
(Escrito el 06 de enero de 2009, a las 19:29)
.
Terrible, terrible. Y, sencillamente, insoportable. A mí me parece que es inconcebible, para cualquier persona con un mínimo de sentido común y compasión, el tolerar las siniestras dimensiones de la hecatombe con que el estado judío acomete en contra de seres indefensos. Aunque nada (como dijera el poeta palestino Mahmud Darwix, en ocasión del derribo de las torres del World Trade Center) justifica el terrorismo. A principios de Diciembre pasado yo escribí una nota titulada “La última prenda de Bush”. Pues bien, ahora resulta que ese infeliz no podía despedirse sin enlodarse aún más en el estiércol. Para él todo este “asunto de Gaza” es un tema del derecho que tiene el estado de Israel a defenderse. Pero la cruda realidad es que el gobierno Israelí ha reaccionado como el patriarca que le corta el cuello a su hijo, porque éste le alzó la voz. Se le fue ligeramente la mano, tal como en medio de la locura le confesara a su sombra el protagonista de El Resplandor, aquel memorable film de Stanley Kubrik. ¿A cuál o cuáles sombras se dirigen los extremistas del poder? Es claro que no podemos avalar el terrorismo ni el asesinato de ninguna nación o pueblo en contra de otro. Pero menos aún el abusivo uso de la fuerza de los pueblos que son más fuertes en contra de los débiles. Ayer noche tenía un compromiso ineludible, pero en gesto simbólico me llevé conmigo dos libros, uno de judío y otro de palestino: CONTRA EL FANATISMO de Amos Oz y REFLEXIONES SOBRE EL EXILIO, de Edward W. Said. ¿Por qué no pueden unirse los pueblos como, en cierta forma, sí lo hacen los poetas? Más aún, ¿por qué en las acciones de los pueblos han de privar las opiniones de los extremistas del poder, en lugar de la de los hombres de sabio corazón? Me niego a creer que todos los hebreos (sobre todo los que viven en Israel) avalen una acción genocida como la emprendida por su gobierno. Ojalá y no esté yo equivocado. No tenemos que aguardar por los bárbaros, como rezaba aquel incontestable poema de Constantine Cavafy, pues los bárbaros están acá, acechantes en nuestra respiración…
Correspondencias y desencuentros en torno a La razón de la sinrazón...
G Fdez el 06 de enero a las 19:42
Es triste sabernos indefensos e inatacables ante tanta monstruosidad.

B A el 06 de enero a las 20:33
Desgraciadamente, comprobamos: que el ser humano tiene una refinada capacidad para hacer el mal...pero también es cierta la otra cara de la moneda...No hemos perdido la capacidad de asombro; y la capacidad de decir no a la guerra y el genocidio...

S C Rodríguez el 06 de enero a las 21:09
Terrible realidad.

A E M el 06 de enero a las 21:17
Libra a los que son llevados a la muerte, salva a los que estan en peligro de muerte.Porque si dijeres: ciertamente no lo supimos, ¿Acaso no lo entenderá el que pesa los corazones?El que mira por tu alma, él lo conocerá,Y dará al hombre según sus obras.El que inocentemente peca inocentemente se condena,viva la libertad y fuera las manos foráneas de este conflicto, que no es más que otro justificativo para apoderarse de los recursos potenciales de esa tierra. No omitire, libertad, libertad y mas libertad.

Y N el 06 de enero a las 21:51
Mil veces NO A LA GUERRA!!!

C M el 06 de enero a las 21:54
¿es el arte una altenativa para sanar la humanidad? ¿ podemos los poetas responder ante estas atrocidades con algo mas que nuestras palabras?Giorgio Agamben en su libro "Lo que queda de Auschwitz" termina con un texto de Bronislaw Goscinski: " El tiempo en que fuí un musulman ha quedado profundamente inscrito en mi memoria: recuerdo perfectamente aquel incidente en el Kommando Aserradero en el otoño de 1940, veo todavía la sierra, los troncos de madera apilados desordenadamente, los barracones, los musulmanes que se dan calor unos a otros, sus gestos...Los últimos momentos de los musulmanes eran verdaderamente como se dice en esta canción del campo:¿Hay algo peor que el musulman?¿Acaso tiene derecho a vivir?˘No está allí para que le pisoteeen, le empujen y le peguen?Deambula por el campo como un perro vagabundo.Todos le apartan, pero su salvación es el crematorio.La ambulancia le quita de en medio.

Lucia 06 de enero a las 23:12
Lee esto por favor: "el Antiisraelismo sin complejos, y el antisemitismo inconsciente. Sin duda, el odio exacerbado a Israel marca las pautas de los periódicos del mundo. Ningún otro conflicto sufre una distorsión informativa como éste; Israel es el único país del mundo que tiene que pedir perdón por existir, perdón por defenderse y perdón por no desaparecer. Sus acciones militares son elevadas a la categoría del horror. Sus víctimas son despreciadas y sus enemigos son considerados héroes. La clave está en la frase que dijo el Premio Nóbel Imre Kertesz, judío húngaro que sufrió el Holocausto: “Cuando veo en la televisión los tanques israelíes, una idea me atraviesa el alma: Dios mío, que bien que pueda ver la estrella judía sobre los tanques israelíes y no cosida sobre mi ropa como en 1944. No soy imparcial ni puedo serlo: dejo la imparcialidad a los intelectuales europeos que juegan a ese juego de forma tan malvada...” Así es. Lejos de ser la histórica víctima judía que se arrastraba por los ghettos, era perseguida como una rata y era asesinada, hoy el judío eleva un país de la nada, investiga, inventa, ganas premios internacionales y vence en todas las guerras que le plantean. Y esa imagen del judío victorioso, a pesar de siglos de persecución y exterminio, es insoportable para muchos. El primer pecado de Israel, es no sucumbir. Esa fuerza que le ha permitido sobrevivir a guerras letales y a millones de enemigos, es lo que más indigna a la izquierda lunática. ¿Por qué? Porqué es genéticamente antisemita. "Si quieres leerlo completo, visita el Blog de Pilar Rahola...

Lucia el 06 de enero a las 23:17
ésto otro puede ayudar a completar la idea: " la prensa internacional. Sobre el conflicto árabo-isaelí NO SE INFORMA, SE HACE PROPAGANDA. La mayoría de la prensa, cuando informa sobre Israel, vulnera todos los principios del código deontológico del periodismo. Y así, cualquier acto de defensa de Israel se convierte en una masacre y cualquier enfrentamiento, en un genocidio. Se han dicho tantas barbaridades, que a Israel ya no se la puede acusar de nada peor. En paralelo, esa misma prensa nunca habla de la ingerencia de Irán o Siria a favor de la violencia contra Israel; de la inculcación del fanatismo en los niños; de la corrupción generalizada en Palestina. Y cuando habla de víctimas, eleva a la categoría de tragedia a cualquier víctima palestina, y camufla, esconde o desprecia a las víctimas judías.

Alberto el 06 de enero a las 23:41
Hay muchas formas de hacer las cosas, y el pueblo judío que es pueblo de Dios, tambien ha tenido sus desatinos y Dios le ha jusgado ya que es testigo la historia. Y si bien ha sufrido, siempre le ha rescatado Dios. En estos momentos Israel es el que comete un holocausto y Venezuela vuelve por segunda vez a no aprovar estas acciones, se destruyo el 70% de la infraestructura, sin contar con la perdida de vidas en la región y esto me disculpan es intolerable, por parte de cualquier pais del mundo, por cierto las noticias estan a favor de Israel y cuando eso sucede, como siempre resulta ser lo contrario, no al genocidio. Por cierto se calcula que Israel tiene en su poder 200 hojivas nucleares pero nunca se ha dejado investigar, mientras que a Iran si se le acusa, gloria le quieren dar a la ONU, pero sus tentáculos y su responsabilidad en esto, sabemos todos es irrefutable y si no revisen los antiguos convenios con respecto a la franja de Gaza, y a la ingerencia de los imperiales EEUU......

Alberto el 06 de enero a las 23:49
Hablando de poetas, Zaramago condeno la gira ipocrita del presidente de Francia, ¡ Que esto quede para la historia !.

Lucia el 07 de enero a las 9:05
Las noticias están a favor de Israel? Venezuela apoya a Israel? En qué mundo vives?´Debe ser el mismo que te hace escribir "ipocrita" y "Zaramago" por Dios

Nancy el 07 de enero a las 11:37
Luis: me quedo con tu frase : por qué no pueden unirse los pueblos como en cierta forma si lo hacen los poetas? Creo que a los verdaderos poetas no les interesa el PODER. Creo que tanto el fanatismo como la polarización nos impide contactar con el arquetipo de la alteridad tan importante para podr subsistir como seres humanos. Realmente terrible y lamentable lo que está sucediendo

Luis Alejandro Contreras el 07 de enero a las 19:27
Les agradezco a todos el que compartan sus pensamientos respecto a este tema tan espinoso. Les escribo un poco a la carrera. Quiero decirles lo siguiente, en particular a lo expresado por Lucía y Alberto. No podemos colocar a todo el mundo en una misma taza. Heráclito nos habló de la unión de los contrarios. Los extremos se tocan. Racismo genera racismo. El fanatismo es el verdadero y más genuino opio de los pueblos, tal como escribí en un artículo hace algunos años; tesis que, por cierto, defiende Amos Oz, a quien desde niño le tildaban en su Jerusalén natal de traidor por tener fe en la convivencia con seres de otras razas. Jamás he despreciado víctima alguna, independientemente del color de su tez o del culto que predique. Aborrezco, sí, el asesinato. Y aborrezco el fanatismo. Cuando las ideas o la fe se toman con la pasión del fanatismo, pierden todo su vigor y su virtud.
.
Ni siquiera me alegré el día en que una bazooka se llevó la vida de ese infame dictador que fue Somoza, como sí lo hicieron algunos conocidos; como si ese acto fuese a devolverle la vida a los torturados y asesinados, a resarcir a los desposeídos, a reivindicar a los cautivos. Recuerdo que algunos empezaron a saltar de modo parecido a como lo hicieron algunos fanáticos en las calles de Libia, cuando masacraron a Hussein en Egipto. Nunca olvidaré que celebraban esa muerte lanzando ráfagas de metralla a los cielos y gritando como desaforados. Imagen fidedigna del siglo XX. Yo no he colocado este artículo para desconocer los derechos de Israel. No voy a defender una sinrazón para apoyar a otra. Pretendo, como pretende Amos Oz, que se reconozcan sus derechos, al igual que los de los otros pueblos, para coexistir en santa paz. Y como igualmente pretendió ese admirable caballero que fue Edward W. Said con su querida Palestina.
.
El discurso de los extremistas nunca llegará a buen puerto. Y ése, desafortunadamente, suele ser el discurso de los protagonistas de la política, los que tienen sed de descollar, los que viven en el espejismo y quieren conducir las masas por las calles de sus alucinaciones. Yo conozco a gentes que se catalogan de izquierda y que aplauden el trato que el Stalinismo le dio a los judíos. Stalin se llevó a más gente por delante de lo que cualquiera pudiera haberse imaginado, mientras estuvo cerrada la cortina de hierro. Igualmente conozco gentes que han dicho barbaridades como que es una lástima que Hitler no hubiera acabado con los judíos. Y yo creo firmemente que uno debe defender los derechos de cualquier pueblo del mundo a vivir en armonía; sobre todo si es atacado, torturado o avasallado de manera inmisericorde, lapidando a justos y pecadores. ¿Se puede ser hombre de avanzada, de piadoso corazón y mantener semejantes postulados? Lo dudo.
.
Porque, si bien es cierto que en todo pueblo nacen truhanes, ello no implica que todos hayan de serlo. De lo que se trata es de llevar a los fanáticos de la política (o mejor, a los fanáticos del poder) a su sitio. Lo que el estado judío está acometiendo en Gaza es una masacre. Eso es un hecho tan evidente como que ayer salió el sol. Con ello no estoy diciendo que las acciones de Hamas sean correctas. Y con respecto al tema de que algún pueblo tenga más desarrollo intelectual y/o cultural que otro y que eso genera envidias, etcétera, eso sencillamente me parece, en gran parte de los casos, un tema absolutamente marginal. Aquel que logró correr más rápido fue el que borró primero una ciudad entera. ¿Es para eso que queremos avances científicos? ¿Para matarnos mejor? Preferiría mil veces optar por la plácida sabiduría del Tao Te Ching. Recordemos unas palabras de Tolstoi, que creo muy apropiadas para lo que quiero subrayar:
.
“…Si la sociedad está mal organizada (como lo está la nuestra) y un pequeño número de personas tiene poder para oprimir a la mayoría, cada victoria sobre la naturaleza contribuirá, inevitablemente, a acrecentar ese poder y esa opresión. Esto es lo que está sucediendo actualmente…”Quisiera expresarles otras ideas, quisiera creer que podemos hablar desde un lugar de nuestras humanidades más cónsono con la piedad. Pero me veo forzado a cortar porque debo salir en este momento. Seguiremos en contacto.
Saludos…

Luis Alejandro Contreras el 07 de enero a las 19:36
Querida Nancy. Tendremos que volver a leer un cuento de Borges que habla de la amistad entre un rey y un poeta. Creo que se titula EL ESPEJO Y LA MASCARA... Bueno ahora tengo que partir. Salud!

Luis Alejandro Contreras el 07 de enero a las 22:11
He vuelto. Y hago una corrección: he escrito Hussein por error, debido a la premura al escribir, cuando era la figura de Anwar el-Sadat la que tenía en mente citar…. Además se fueron otros gazapitos al copiar y pegar el texto. Vayan mis excusas, aun a sabiendas de aquel refrán tan querido de mi padre: “la prisa es plebeya”…

Rose Mary el 08 de enero a las 20:53
"Contra el fanatismo" de Amos Oz, es uno de los mejores libros que he leído en mucho tiempo. Nadie en su sano juicio puede favorecer la violencia cuando existen otros medios para solucionar cualquier tipo de conflicto. Específicamente los conflictos internacionales. Ya la historia nos ha mostrado que la diplomacia es la mejor arma contra cualquier injusticia o desacuerdo. La violencia solo genera violencia, sobra decirlo. Amos Oz o Edward Said, para seguir con el ejemplo que citas Luis Alejandro, son una muestra fehaciente de sensatez, de que hacer una lectura detallada de la realidad y buscar una solución inteligente y pacífica (que quizá no amistosa pero efectiva en donde a cada quien se le de lo que le corresponde) aún es posible. Si uno como ser humano es capaz de resolver conflictos con la imaginación, como lo propone Oz o desarrollar la compasión (con-padecer con el otro) uno ha trascendido la parte animal. Es sólo entonces cuando puede surgir una solución; ni un minuto antes.

Albert0 el 09 de enero a las 14:00
Reafirmo el comentario, el racismo, el clasismo, la intolerancia de los más fuertes, han despertado pueblos en busca de su identidad, de su espacio y de su capacidad de libertad para decidir sobre sus destinos.Ante esta realidad que en muchos casos ni los poetas se han salvado en su intento de tejer sueños con el talento que Dios les dio, se ciñe una prerogativa o tal vez una gran metáfora. ¿ hasta que punto ppodemos soñar y parafrasear sin pecar de ser confidentes de nuestra propia vanidad?, la cual esta ligada a nuestra forma de pensar y a lo que creemos es la razón. No pecare por omisión, y si bien la dama tiene razón al decir que el pueblo judio ha sufrido mucho, tambien es verdad que ha sido castigado y por supuesto ahora se le fue la mano.por otro lado y ahunque muchos no lo quieran entender, este conflicto no es solamente religioso, intereses foraneos con sus tentáculos han provocado esta guerra que ha dejado de ser santa.
.
Otro aspecto que por supuesto no quería dejar pasar, es que la culpa no es de judios o palestinos. En este caso como en todos los demas, duelale a quien le duela esto es producto de sistema "NEOLIBERAL SALVAJE". Por cierto que la ya tan desprestigiada ONU, la que nunca le ha puesto coto a los abusos de los poderosos, seguirá pasando en la historia como uno de los entes más hipócritas y es aqui donde la poesía podría ayudar bastante para darles un calificatívo dibujado ya que la misma transforma lo malo y lo puede maquillar y no les valla a pasar como al presidente frances, que ha quedado como dide Saramago, como uno de los grandes hipocritas en este conflicto.¡Poetas !. No es tiempo de recular, ni de vivir de leyendas.Lo malo hay que decirlo, hay que señalarlo y no para jusgar por que eso no sería más que vanidad, pero si para que tampoco pequemos por omisión.
.
En estos mis comentarios, les ofresco mis respetos a todos y no pretendo crear molestias en este tema tan escabroso, y cuando me referi a la prensa, no fue tan solo a la de Venezuela, si no, que las únicas noticias que se estaban generando en ese momento eran de la prensa judía, ya que otros países no han podido penetrar a los sitios de conflicto y lo que si se sabe es que mientras habían diez bajas judías incluyendo cuatro por error de ellos mismos, por el lado palestino habian quinientos mil y en este tema créo que lo importante son salvar vidas humanas y no nuestro debate poético político.Por cierto tengo muchos amigos judios a quienes amo y que tampoco estan de acuerdo con la masacre.
.
Mis mas sinceras disculpas, solo soy un ser humano con equivocaciones, contemplo el poder estar equivocado dentro del libre albedrio y lo importante es no quedarnos fuera de la cobertura de Dios. Esto pasa cada vez que nos apartamos de sus alas y creemos poder llevar las cosas solos, extiendo una plegaria para la solución de este conflicto en el nombre poderoso de Jesus Amen.
.
Bueno quise seguir, miren la foto que esta arriba,miren cualquier foto de guerra e imaginense con sus hijos ahi, y despues sigan opinannnnnnnnnnnnndo,despierten, se trata de vidas humanas y de tolerancia, esa misma tolerancia que todos solemos perder.

Luis Alejandro Contreras el 09 de enero a las 17:29
Querida Rose Mary. Un saludo ante todo (espero que les haya ido sobre ruedas en Guadalajara). Gracias por comentario tan puntual. Sólo voy a agregar unas palabras, a propósito del tan mencionado libro de Oz:
.

“… En esencia, la batalla entre judíos israelíes y árabes palestinos no es una guerra religiosa. Aunque los fanáticos de ambos bandos hagan lo imposible por convertirlo en una guerra religiosa. Fundamentalmente, no es más que un conflicto territorial sobre la dolorosa cuestión: ¿De quién es la tierra? Es fundamentalmente un conflicto entre derecho y derecho, entre dos reivindicaciones muy convincentes, muy poderosas, sobre el mismo pequeño país. Ni guerra religiosa, ni guerra de culturas, ni desacuerdo entre dos tradiciones. Simplemente una verdadera disputa estatal sobre quién es el propietario de la casa. Y creo que puede resolverse… ”
.

Que esto lo diga alguien que, según sus propias palabras, se curó de su propio fanatismo, es esperanzador: creer que podemos resolver las diferencias es paso inicial para zanjarlas. Mucha gente piensa que los conflictos entre los pueblos vienen apuntalados por verdades de incuestionable valor. En realidad, suelen ser promulgadas y vendidas por pequeños cenáculos de poder. Y esas hipotéticas verdades resultan muchas veces ser más inconsistentes que las monedas de chocolate envueltas en papel dorado. Salud!

Luis Alejandro Contreras el 09 de enero a las 17:57
Estimado Alberto, yo creo con Amos Oz (como dije en mi nota a Rose Mary) que el asunto es menos complicado que el pretendido vericueto de una pugna internacional de vampirescos neoliberales versus un clan de retrasados mentales de izquierda. Tales bandos son tan parecidos como dos gotas de agua de una misma nube. Se trata de, sencillamente -¡y en primer lugar!-, dejar de lado la violencia de unos hacia otros, hay que parar la violencia multilateralmente; luego hay que apartar los apasionamientos del fanatismo, que son los acicates de toda violencia. El hombre común debe volver a la fuente originaria del sentido común. Mientras le sigamos los pasos a una cuerda de rufianes que se hacen llamar líderes políticos, la humanidad no saldrá del escollo en que se encuentra postrada. Alvaro Mutis decía en una entrevista por qué descree de la política y de sus cultores:
.

“ …Pues sencillamente porque allí donde cuatro o cinco personas se reúnen para concertar o ponerse de acuerdo en algo, no puede surgir más que una bellaquería… ” (cito de memoria, fue una entrevista televisada).
.
Y voy a ilustrar lo que digo con un par de citas más, ambas muy irónicas. Una de Friedrich Nietzsche y la otra del sorprendente Georg Lichtenberg.
.
“ …Cuando cinco personas hablan juntas, siempre hay una sexta que debe morir… ” (Nietzsche).
.
“ …Como vieron que no le podían colocar una cabeza católica, se contentaron con cortarle una protestante... ” (Lichtenberg)
.

Y amén de detener el asesinato, la misión del hombre es construir humanidad. Y así como tú has implorado a Jesús, yo imploro porque todos puedan alzar sus manos hacia al cielo por quien quieran, sea por Alá, por Buda, por el Supremo Arquitecto, por la Diosa Blanca de quien nos habló Robert Graves, por amor al azul o por la negrura del cosmos, sin que ningún febril venga a levantar la honda para apedrear a los que considera blasfemos, tan sólo porque no levantan las manos hacia donde él imagina que hay que hacerlo.
.


Ambar el 08 de enero a las 13:21
Compato tus lineas.. como dice Amos Oz ¨ Una historia de amor y oscuridad¨

Y el 08 de enero a las 16:21
estoy de acuerdo plenamente contigo, no hay nada mas facill para la raza humana que colocarse en las aceras militantes del fanatismo, fundamentalismo, creerse el ombligo del mundo, y terminar justificando el absurdo.

H el 08 de enero a las 16:41
Tienes toda la razón amigo, pero qué difícil es que así lo entiendan los líderes de esos pueblos, y ojo... debemos estar alerta por estos predios, tú sabes porqué lo digo...una bombita lacrimógena aquí, otra allá, una más, hoy en la sede de Copey...y PUM...y estalla el odio, el fanatismo...que Dios nos libre!

 (Goya)