domingo, 25 de septiembre de 2016

Apotegmas contra la peste, Anselmo di Testarutto, Turín, 1935.









…sobrevivimos, tan gráciles como las hojas de los setos, vibrando bajo los vientos de la noche…

*****

Hay egos que son ambulantes, mas hay otros que, para colmo, son ampulosos…
Y, entre estos, pocos no son los que se ocultan tras las humildes y desprendidas solapas de un poeta.


*****

¿Contra qué soy intolerante? Contra la intolerancia y los intolerantes. Enunciado abierto y riesgoso, se aventurará a decirme algún amigo que esté al tanto de lo resbaladizo que es endosar frases taxativas.  Pero no, no se trata de una frase abierta, tampoco es una nota o cheque endosado. Porque la intolerancia sólo la enarbolan, como un venablo, las almas que han sido pasto de una enfermedad que se aloja en el espíritu. Si yo no tolero un mal sabor o un mal olor, eso no es cuestión de intolerancia, sino cuestión de mero sentido, de percepción vital. Mas, cuando hablamos de intolerancia con respecto a manifestaciones humanas que se dan en estado natural o como por la mera e inmanente gracia de ser lo que nos fue dado ser, no puede resultar sino una expresión contra natura cualquier irrupción de intolerancia que surja para acallar lo que una enfermedad no está dispuesta a tolerar. 

Apotegmas contra la peste, Anselmo di Testarutto, Turín, 1935.

jueves, 22 de septiembre de 2016

VIDEO El pájaro misterioso que inspiró los versos del escriba







El pájaro misterioso que inspiró los versos del escriba Simónides Románico. Viene año tras año y nunca se deja ver el plumaje mientras entona sus cantos... El video puede verse al pie de esta nota. Aquí los trazos dejados por Simonides. (*)

* * * * *

El alba se anuncia
y, tal como ayer,
comienza a tejerse
el extraño canto
del ave que ha hecho
nido en la alameda.
Sus voces,
una cuarteta de tonos
graves y modulados
semejando una cruz
en el aura,
luego rematadas
de dos agudos dejos
en el centro,
en medio del silencio
y la penumbra,
son puntadas que
en el aire hilvanan
una impecable rosa.

* * * * *

Su canto ha logrado
lo que, barruntaba yo,
era un imposible:
entre la niebla ha
enhebrado nuevamente
mi alma de esperanza.
Lo curioso es que canta
en soliloquio y en medio
de la penumbra y se calla
cuando despunta el día y
todos los demás pájaros
comienzan a asomar sus trinos.
Luego vuelve por sus
fueros a media mañana,
cuando las demás aves
han ido a entregarse a
la laboriosidad del día.
Me siento hermanado
a esa creatura.

* * * * *

Orfeo habla en esa cantilena.
Borda sus himnos en la noche
figuradamente detenida.
El nunca interrumpe la
búsqueda ni sus cantos
de homenaje a Eurídice.
Y su cabeza vaga en el viento
orando en todo aquello
que, impensadamente,
es habitado por el aura.

* * * * *

(*) Tomado de "Días de Bruma, Apuntes y fragmentos de vida, amor y muerte de un amanuense griego al servicio del Imperio."
Luis Alejandro Contreras, "custodio" de los papiros. BID&CO EDITOR, Colección Poetas del Hispanomundo, Caracas, 2013).



https://www.youtube.com/watch?v=ONRbg2BNu0U

Guarida de los poetas, Constantin Cavafys. Una lectura memorable.




El actor y director teatral José María Pou ofrece la lectura dramatizada de una selección de poemas de Constantino Cavafis (1863-1933), traducidos por Ramón Irigoyen.

Memorable.

 

https://www.youtube.com/watch?v=4XWFaxpcsao#t=0.899682

miércoles, 21 de septiembre de 2016

AFORISMOS RI-COR-DARE





Doy por iniciada una nueva colecta de aforismos, los AFORISMOS RI-COR-DARE. Han surgido el pasado sábado en la noche. Espero poder seguir espigando esos piensos para plantarlos en nuestra maceta.


Para Carlos Iván Ontiveros
Para Rainiero


Tengo el corazón en la sangre
y en ella se va balbuceando

…..

Masculla soflamas de verbo impronunciable,
ensaya enunciados en una lengua apócrifa.

…..

Habla quedamente, sin apoyarse en glotis, lengua, cuerdas ni aire.
Sabe que su hado no es arrullar con áureos tonos, sino expatriarse y morar.

…..

Su designio es ser viaje y camino, andariego que parte y puente que éste cruza,
fuga y caída, desleído  encuentro, cepa del ímpetu. Y brío bien servido.

…..

Sin sus brazos ni sus piernas nadie es. Él es tan sólo estanque, vasija.
Pero, sin su receptáculo, brazos y piernas, menos son.

…..

Ama a su ombligo, su lengua, sus ojos y oídos, porque ama lo que escucha y mira.
Y ama todo lo que con el todo le vincula.


sábado, 17 de septiembre de 2016





martes, 20 de septiembre de 2016

La multitud en el juego de pelota, William Carlos Williams - The crowd at the ball game





Hace un par de días me ha llegado un alerta, un”feedspot” al que estoy enlazado, que rezaba: “…William Carlos Williams, born on this day in 1883. Read his work...” Inmediatamente visualicé mi viejo libro en la memoria, me refiero a aquella lejana edición de Monte Ávila Editores que nos puso a leer a Williams, en versión, si mal no recuerdo, de Julieta Fombona y/o Guillermo Sucre. Inmediatamente vino también, a mi memoria, aquel amado poema que nos trae en todo su sabor a la multitud que celebra la fiesta, esa muchedumbre que sabe olvidarse de sí misma ante la anónima y colectiva convocatoria del juego, aquella condición humana que alguna vez nominara Johan Huizinga bajo el mote de “Homo Ludens”.  Llevo dos días buscando ese poemario por los rincones de mi biblioteca, que no es que sea muy grande pero, desde nuestra mudanza, hace ya varios años, ha dejado de ser ordenada. Los libros migran por la casa, es una biblioteca algo proteica. En fin, me he atrevido a intentar una versión propia a falta de una mejor solución. En lo que consiga mi libro agrego la versión referida. Si mal no recuerdo se titula Primavera y todo… Ya aparecerá…
lacl

La multitud en el juego de pelota
William Carlos Williams
The crowd at the ball game

La multitud en el juego de pelota
es sacudida uniformemente

por un espíritu de inutilidad
que le deleita-

todos los excitantes detalles
del caso

y el escape, el error
el fulgor del genio-

todo lo vano salva la belleza
lo eterno-

Así ellos, uno a uno, en la multitud,
son hermosos

por esto
para ser advertidos contra

las aclamaciones y los desafíos-
está viva, letal

sonríe gravemente
sus palabras entrecortadas

La exuberante hembra con su
madre, lo capta-

El judío lo capta  de inmediato -esto
es mortal, aterrador-

Es la Inquisición, la
Revolución

Es, en sí, la belleza
que vive

día a día, en ellos
vanamente-

Este
es el poder de sus rostros

Es el verano, es el solsticio
la multitud está

ovacionando, la multitud ríe
en cada detalle

permanente, seriamente
sin pensar


--- 

The crowd at the ball game


      The crowd at the ball game

      is moved uniformly



      by a spirit of uselessness
      which delights them—

      all the exciting detail
      of the chase

      and the escape, the error
      the flash of genius—

      all to no end save beauty
      the eternal—

      So in detail they, the crowd,
      are beautiful

      for this
      to be warned against

      saluted and defied—
      It is alive, venomous

      it smiles grimly
      its words cut—

      The flashy female with her
      mother, gets it—

      The Jew gets it straight— it 
      is deadly, terrifying—

      It is the Inquisition, the
      Revolution

      It is beauty itself
      that lives

      day by day in them
      idly—

      This is
      the power of their faces

      It is summer, it is the solstice
      the crowd is

      cheering, the crowd is laughing
      in detail

      permanently, seriously
      without thought

William Carlos Williams, “The crowd at the ball game” from The Collected Poems of William Carlos Williams, Volume I, 1909-1939, edited by Christopher MacGowan. Copyright 1938 by New Directions Publishing Corporation. Reprinted by permission of New Directions Publishing Corporation.