viernes, 31 de marzo de 2017

Guarida de los poetas - Miguel Hernández




ELEGÍA A RAMÓN SIJÉ

(En Orihuela, su pueblo y el mío, se me ha
muerto como del rayo Ramón Sijé, a quien
tanto quería.)


Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracoles
Y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

.Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofe y hambrienta

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte
a parte a dentelladas secas y calientes.

Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte

Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de mis flores
pajareará tu alma colmenera

de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irá a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas...
de almendro de nata te requiero,:
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

(1 0 de enero de 1936) 

https://www.youtube.com/watch?v=tL1MQEMim2c https://www.youtube.com/watch?v=7RfZkKsUlUM https://www.youtube.com/watch?v=hciQHAHXrTc

Diario entero (o, lo que es lo mismo, bitácora gruesa, virginal…)





...


No hablemos del ayer, pues nuestra vida es hoy, pero tengo la ingrata sensación de que en el mundo de ahora, en este preciso instante que nos vive y es vivido, prevalece una ausencia absoluta de pensamientos oblongos y una sobreabundancia de mentalidades cuadradas…

31 de Marzo de 2017, 3 am.

Jornadas de 20 horas de trabajo continuo, animando aquí, avivando allá, juntando, sumando, soplando el fuego en donde se propone lo bueno: la calidez y resguardo de la llama viva, ésa que protege y genera el bien… desechando las zarzas que ahora no crecen únicamente entre las piedras, sino que han prendido en el lodazal de tantos humanos corazones. Lo siento, pero los seres que se comportan como escoria, algo de escoria tienen y de mi camino los aparto. Ya está bueno de tanta contaminación. No les deseo mal, ni caigo en la estupidez de una infructuosa lucha; son seres que no tienen remedio. Me limito a apartarlos de mi vera o apartarme yo de las suyas. Y ya. No pensar en ello ni en ellos más de la cuenta, eso sí, sin bajar la guardia. Y proseguir con nuestro andariego labrar, juntando aquí, avivando allá, sumando acá, soplando el fuego donde se propone lo bueno…

31 de marzo de 2017, amanecer…


Ante las arremetidas que incansablemente acometen aquellos a quienes, alguna vez, nominara Cioran como los “apasionados de las desdicha”, no nos queda otra respuesta como actitud vital. Ellos (y eso que representan) pasan. Y con ellos se va su podredumbre. Recordemos que los juncos se enderezan luego de que pasa el aluvión…

31 de marzo de 2017, algo más tarde, por la mañana…

.
https://www.youtube.com/watch?v=3w0lqrGDvEk .
https://www.youtube.com/watch?v=gihpQ3V9C50 .
https://www.youtube.com/watch?v=dwVUVyVIDTE

martes, 28 de marzo de 2017

El teatro es la fiesta - “La clase muerta”, de Tadeusz Kantor















Las fechas concelebratorias creadas para encomiar algún patrimonio cultural de la humanidad, nunca me han seducido en demasía, porque solemos comprobar que han sido fijadas por sectas o minorías, con alguna intencionalidad gregaria, o por entidades o instituciones que -mirando benévolamente desde arriba- lo único que pretenden es enjuagarle la cara a una percudida cenicienta.

Sin embargo, las gentes que celebran de corazón los bienes espirituales, hacen caso omiso de artes tan arteras, salvan distancias y agradecen lo que de verdaderamente benévolo y humano tienen tales patrimonios.

Y el teatro es uno de ellos. Así que dejando constancia de esta salvedad, colgamos acá un legado para todos los que aman ese espacio real en el que se monta la ficción. ¿O será viceversa?


Salud!

“La clase muerta”, de Tadeusz Kantor 

https://www.youtube.com/watch?v=a235hHGFIps

domingo, 26 de marzo de 2017

Walt Whitman !ADIÓS, MI FANTASÍA!




Para celebrar a Walt con la propia música de sus palabras, dejamos su postrero canto de adiós y bienvenida, amén de los extractos de una pieza teatral que lleva el mismo título...
(lacl)

!Adiós, mi Fantasía!
!Adiós, querida compañera, amada mía!
Me voy, yo no sé a dónde,
O a qué fortuna, ni si te volveré a ver,
Así, pues, adiós, mi Fantasía.
Ahora, por última vez -déjame mirar atrás un momento;
el tictac del reloj que hay en mí, es más lento, más débil,
salgo, cae la noche, y pronto cesarán los golpes apagados de mi corazón.
Muchos tiempo hemos vivido, hemos gozado, nos hemos acariciado;
!Delicioso! -ahora la separación- Adiós, mi Fantasía.
Mas no me apresuraré demasiado,
En verdad mucho tiempo hemos vivido, hemos dormido, nos hemos filtrado, nos hemos confundido realmente en uno;
Entonces, si morimos, morimos juntos (sí, seremos uno),
Si vamos a cualquier parte, iremos juntos, al encuentro de lo que suceda,
Quizá eres tú quien realmente me conduce ahora a los verdaderos poemas, (¿quién sabe?)
Quizá eres tú quien realmente palpa, quien descorre el cerrojo mortal -así, por última vez,
Adiós -y, !Salud!, mi Fantasía.

(Versión de Francisco Alexander)


Good-bye my Fancy!
Farewell dear mate, dear love!
I'm going away, I know not where,
Or to what fortune, or whether I may ever see you again,
So Good-bye my Fancy.
Now for my last--let me look back a moment;
The slower fainter ticking of the clock is in me,
Exit, nightfall, and soon the heart-thud stopping.
Long have we lived, joy'd, caress'd together;
Delightful!--now separation--Good-bye my Fancy.
Yet let me not be too hasty,
Long indeed have we lived, slept, filter'd, become really blended
into one;
Then if we die we die together, (yes, we'll remain one,)
If we go anywhere we'll go together to meet what happens,
May-be we'll be better off and blither, and learn something,
May-be it is yourself now really ushering me to the true songs, (who
knows?)
May-be it is you the mortal knob really undoing, turning--so now finally,
Good-bye--and hail! my Fancy.


https://www.youtube.com/watch?v=RlnpJgXSEuk

sábado, 18 de marzo de 2017

Cuadernos de notas. Algunas anotaciones recogidas al azar - La magia de Mahler


Lo que señalan seres tan dispares al común denominador, seres como  Kraus, Thoreau, Gurdjieff, Cioran, Pessoa, Kafka, Lawrence o Cage, entre muchos otros, es el absurdo organizacional que ha erigido el ser humano como institución.

Las formas, que absurdamente prevalecen ante el sentido común que dicta la vida sin más, y esa organización creada para administrar nuestra propia asfixia es lo que hemos establecido como norma.

Si siguiéramos las normas de la naturaleza y no las de esta farsa que hemos elevado a tabla de mandamientos, el mundo quizás no se encontraría al borde del abismo, ni tantas gentes sumidas en la angustia.

Vivimos aherrojados a una ficción. Y la pergeña una minoría gobernante en nuestras narices. Y si no la pergeña, le viene muy bien, en todo caso. Si la sociedad anónima que suspira a la sombra de los poderosos desahuciados no aplaudiera los sainetes de mal gusto y peores artes que componen estos últimos, tengo la impresión de que otros gallos cantarían.

Para mi cuaderno Inscripciones en el dolmen… 04 de Marzo, 2017  

*****

“…Si quieres conocer a una persona, no le preguntes lo que piensa sino lo que ama...”
San Agustín de Hipona.
.
Un comentario:

A nuestro modo de ver, San Agustín se estaría refiriendo a lo que podríamos llamar una pregunta silenciosa.

Pues el asunto es si una persona a la que se le interrogue al respecto, ha de responder con sinceridad.

Si le preguntamos a un autócrata, por ejemplo, sobre lo que ama, probablemente responda que, en primer lugar, ama a su pueblo. Pero si en lugar de preguntarle, nos fijamos en su proceder, podríamos terminar concluyendo que su verdadero y único amor ha sido el poder.

(sin fecha, por lo momentos, hasta que encuentre el papel donde se escribiera esta brevedad…)

*****

El mensaje sólo puede ser recibido por el destinatario que vibra en la misma frecuencia del "mensaje". El mensajero no entrega nada. Cuando el mensajero cae en la celada de “creer” que entrega algo es porque ha caído en el engaño de su invidente yo. Mas cuando la entrega es francamente desprendida no hay que preocuparse de si a uno lo escuchan o no. Pues la misión es enunciar la palabra y lanzarla a la deriva, como la hoja que se han llevado los vientos.

Alguien la escuchará, alguien la contemplará. Sólo hay entrega de aquello a lo que amorosamente hemos renunciado.

18 de marzo de 2016

*****
(Adenda del 19 de marzo de 2017)


Recuerdo que esta anotación surgió espontáneamente como respuesta a un artículo que versaba sobre ese asunto de un modo, si se quiere, más científico. Lamentablemente, he perdido la dirección web del mismo. En esa glosa se aseveraba que lo que postula la primera frase, “El mensaje sólo puede ser recibido por el destinatario que vibra en la misma frecuencia del mensaje”, es un axioma comprobable científicamente al día de hoy. Es decir, que una palabra, una emoción, un contenido sólo puede ser recibido por una persona que vibre en la misma frecuencia de tal palabra, emoción o contenido. Inmediatamente me quedé pensando en si la vibración del emisor del mensaje no debería de ser, por ende, también similar a la del mensaje en sí. Acaso esto luzca a primera vista como una reflexión baladí, pero no podría serlo, toda vez que no puede haber un mensaje sin un emisor. Y el mensaje es llevado por un emisario. Pero, ¿es el emisario el emisor? Ello me llevó a pensar, de seguidas, que no todo lo que expresamos puede o debe llevar una etiqueta de copyright, pues los contenidos, emociones y enunciaciones que ofrendamos a los demás son, a su vez, donaciones recibidas del cosmos del que formamos parte y somos espejo. Se entrega lo que humildemente es nuestro sólo por el hecho de habernos sido dado. Aunque el emisario sea, en cierta forma, una de las caras del emisor.


19 de marzo, 2017, hora del pulmón.

*****

No aguanto el sueño, que dobla mi cerviz y la hace parecer caña de pescar hundiendo sus anzuelos en el lago de los discursos encriptados... Me entrego a los duendes de la noche...

18 de marzo de 2016

*****








Mahler: Symphony No. 8 / Bernstein · Vienna Philharmonic Orchestra


Reproduzco una nota de Febrero 29 de 2012: La magia de Mahler trasciende las fronteras del pensamiento y del sentimiento. Y la Sinfonía # 8 es muestra fehaciente de ello.

Quien goce hoy de la fortuna de poder abandonarse a la escucha, acaso forme parte de una privilegiada minoría pues, el hombre moderno ha ido perdiendo, paulatinamente, los sencillos goces de antaño.

Sólo se le rinde pleitesía al perorar, al discurso vacuo que ha venido a parar en moneda de cambio. Se pisotea el tiempo y nos perdemos lo más sagrado de su atemperado paso creador.

Y si en alguna creación podemos constatar las cadencias conmovedoras de su ralentizado paso es en la música de Mahler. Una música que realmente logra arrancar las almas de su seno para elevarlas al cielo, en una suerte de matrimonio místico. 
br /> br /> https://www.youtube.com/watch?v=NSYEOLwVfU8