martes, 30 de septiembre de 2008

Fragmentarias de Georg Christoph Lichtenberg. Un caso excepcional.



Fragmentarias de Georg Christoph Lichtenberg

Un caso excepcional. Sus aforismos, rayanos en la genialidad, fueron publicados en forma póstuma por sus hermanos e hijos durante el siglo XIX (el falleció en 1799). Nietzsche afirmaba que era uno de los cuatros escritores rescatables de la literatura alemana. Sus pensamientos dejan hondas resonancias en quien los lee con ojos de escucha…

Luis Alejandro Contreras


Me dan dolor muchas cosas que a otros solo les dan lástima.

Ya que se escribe en público de pecados secretos, me he propuesto escribir en secreto de pecados públicos.

Hay una especie de ventriloquia trascendental con la cual los hombres pueden aparentar que algo dicho en la Tierra viene del cielo.

Como vieron que no le podían colocar una cabeza católica, se contentaron con cortarle una protestante.

La metáfora es mucho más inteligente que su autor, y esto sucede con muchas cosas. Todo tiene su profundidad. Quien tiene ojos ve todo en todo.

En nuestros poetas de moda es demasiado evidente que la palabra genera la idea. En Milton y Shakespeare el pensamiento siempre crea la idea.

Con poco ingenio se puede escribir de tal forma que otro necesite mucho para entenderlo.


En un artículo: el sacrificio de los primogénitos aún es recomendable, en el caso de los versos.

Podemos estar seguros de que en ningún buen poema el primer verso se escribió al principio.

Con los epigramas sucede lo mismo que con todas las invenciones: los mejores producen la irritación de no haberlos pensado uno mismo. Justamente a eso se refiere la gente cuando dice que los pensamientos deben ser naturales.

Siempre prefiero al hombre que escribe como se puede poner de moda, al que escribe como está de moda.

Casi todos los hombres fundan su escepticismo respecto a una cosa en la fe ciega en otra.

Hay gente que cree que todo lo que se hace con cara seria es razonable.

Me gustaría dar algo a cambio de saber con exactitud por quién fueron hechos los actos que según la versión oficial fueron hechos por la patria.


.





Monumento a Lichtenberg, en Göttingen y estampilla con su imagen.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Guarida de los poetas - Pound, Varela, Borges, Rilke, Sexton, Rumi...


Guarida de los poetas

Brindamos, en este retirado recoveco del mundo, un sencillo homenaje a la poesía, en las voces e imágenes de quienes le rinden o rindieron pleitesía. ¿Qué mejor homenaje a la poesía que el concederles la palabra a quienes son y han sido sus cultores? ¿Qué mejor homenaje que el mero gusto de la escucha, incluso a despecho de que no conozcamos la lengua madre del poema? Obviamente, es un homenaje limitado por el tiempo y el espacio. No podemos recuperar las voces de Safo o de Orfeo. Tenemos que contentarnos con aquella iluminada frase de Nietzsche: todos los griegos son Homero; algo similar nos dice Borges en su conferencia sobre La Ceguera, recogida en el libro Siete noches, de la que agregamos un extracto. Y extrapolando tales afirmaciones, podremos decir: Homero somos todos sus lectores y, ¿por qué no? sus oidores. Toda poesía se canta, primeramente, en el lecho de nuestra intimidad. Toda poesía convoca a la escucha. Acaso ello justifique que, en aquellos casos en que distancia y fugacidad no nos permitan recuperar las voces de los poetas de antaño, hagamos las veces del poeta anónimo que, en algún modo, yace enquistado en todo pecho y, apelando a su voz, convoquemos las voces de los otros. En fin, pretendemos legar un testimonio, algo más cercano al vivir, que rinda homenaje a la poesía.

Luis Alejandro Contreras

Ezra Pound, Con usura
http://www.youtube.com/watch?v=D3IpkOZjyVw


Blanca Varela, Canto villano




Jorge Luis Borges, La ceguera (conferencia, extracto)





"Nowhere my Beloved, will world be but within us" Rilke



Peter Gabriel & Anne Sexton: Mercy Street - All my Pretty...




Rumi: Poema sufí