viernes, 30 de marzo de 2012

ELOGIO DE LA SOLEDAD - José Antonio Ramos Sucre





José Antonio Ramos Sucre

ELOGIO DE LA SOLEDAD - La torre de Timón, 1925. 



Prebendas del cobarde y del indiferente reputan algunos la soledad, oponiéndose al criterio de los santos que renegaron del mundo y que en ella tuvieron escala de perfección y puerto de ventura. En la disputa acreditan superior sabiduría los autores de la opinión ascética. Siempre será necesario que los cultores de la belleza y del bien, los consagrados por la desdicha se acojan al mudo asilo de la soledad, único refugio acaso de los que parecen de otra época, desconcertados con el progreso. Demasiado altos para el egoísmo, no le obedecen muchos que se apartan de sus semejantes. Opuesta causa favorece a menudo tal resolución, porque así la invocaba un hombre en su descargo:

   La indiferencia no mancilla mi vida solitaria; los dolores pasados y presentes me conmueven; me he sentido prisionero en las ergástulas; he vacilado con los ilotas ebrios para inspirar amor a la templanza; me sonrojo de afrentosas esclavitudes; me lastima la melancolía invencible de las razas vencidas. Los hombres cautivos de la barbarie musulmana, los judíos perseguidos en Rusia, los miserables hacinados en la noche como muertos en la ciudad del Támesis, son mis hermanos y los amo. Tomo el periódico, no como el rentista para tener noticias de su fortuna, sino para tener noticias de mi familia, que es toda la humanidad. No rehúyo mi deber de centinela de cuanto es débil y es bello, retirándome a la celda del estudio; yo soy el amigo de los paladines que buscaron vanamente la muerte en el riesgo de la última batalla larga y desgraciada, y es mi recuerdo desamparado ciprés sobre la fosa de los héroes anónimos. No me avergüenzo de homenajes caballerescos ni de galanterías anticuadas, ni me abstengo de recoger en el lodo del vicio la desprendida perla de rocío. Evito los abismos paralelos de la carne y de la muerte, recreándome con el afecto puro de la gloria; de noche en sueños oigo sus promesas y estoy, por milagro de ese amor, tan libre de lazos terrenales como aquel místico al saberse amado por la madre de Jesús. La historia me ha dicho que en la Edad Media las almas nobles se extinguieron todas en los claustros, y que a los malvados quedó el dominio y población del mundo; y la experiencia, que confirma esta enseñanza, al darme prueba de la veracidad de Cervantes que hizo estéril a su héroe, me fuerza a la imitación del Sol, único, generoso y soberbio.

Así defendía la soledad uno, cuyo afligido espíritu era tan sensible, que podía servirle de imagen un lago acorde hasta con la más tenue aura, y en cuyo seno se prolongaran todos los ruidos, hasta sonar recónditos.


BREVE GALERÍA DE SOLITARIOS...








martes, 27 de marzo de 2012

TU NOMBRE ES LA SEMILLA DE LA NOCHE

.




                                                                                             a María Luisa Loynaz Sucre, Maruja...

Eva nuestra que musitas
en todas las cosas,
llámense sueños o rosas…

Madre de dioses y espantos,
forjadora del cuenco pleno de la nada.

Tú, que insuflas el caos esencial  
con la rediviva substancia
de nuestra diminuta inmensidad.

Madre nuestra que estás
en todos los sueños,
infundiendo todas las visiones,
apariciones e iridiscencias
que nos roban el habla:
sueña por nosotros,
los moradores,
los que en una arcaica niñez
borramos tu nombre,
para comenzar a comerciar
con la impiedad.

No ruegues por nosotros,
los que olvidamos
o proscribimos tu nombre:
recuérdanos el ruego
-tatúalo en nuestro respirar-
a nosotros, los moradores,
los que santificamos el culto
de una renovada negación.

Tu nombre es la semilla
de la noche,
perdida en la lejana noche
del origen…
Oscura cifra que enlaza
el silencio a la palabra.

Pero una altivez le puso
nombre a nuestro desvarío
y, luego de justipreciarlo,
lo acuñamos en monedas
lo engastamos en medallas,
asignándole un peso más exacto y apreciado
que la perfección de todo lo gestado
en la silenciosa eme de tu útero…
Y lo recabamos a trastiendas,
como el detritus de una ahogada desazón,
ávida y efímera fortuna.


Sellamos los ojos
y aparece la vívida imagen
de una caravana en la que,
sin distingos,
niños, ancianos, mujeres y hombres
son flagelados y llevados a rastras,
por una tribu de bípedos
que se hacen llamar cíclopes.

Y al levantar los párpados,
la imagen de la caravana
se hace más diáfana aún,
al mostrarnos la consumación
de nuestro derrotado paraíso,
y la desollada realidad desborda,
como una inclemente riada,
todo sueño, toda pesadilla.

Mas, alguna vez,
en la lejanía de los tiempos,
los cíclopes de unívoco ojo
fueron hombres que jugaban
a desenfocar la realidad con sus dos ojos,
como los niños, cuando atisban
el misterio de ser, en el seno
de la silente oscuridad.

Eva divina,
    seno nuestro,
        útero ancestral,
madre arcaica, eternamente joven
y perennemente renovada:
no ruegues por nosotros,
tatúanos el ruego
en nuestro respirar.


lacl 

Amanecer, 17 de Diciembre, 2011







viernes, 23 de marzo de 2012

GUARIDA DE LOS POETAS - Serrat/Whitman, Ferré/Baudelaire, Rimbaud/Caron. Rilke, Orozco, Borges...


GUARIDA DE LOS POETAS

Los cantores siempre han gustado de componerle melodías a la buena poesía o, simplemente, honrar la poesía con la lectura de algunos poemas en público. Nada más natural, cuando la música está compuesta de poesía y la poesía lo está de música.

Acá presentamos unos cuantos ejemplos… Serrat/Whitman, Ferré/Baudelaire, Rimbaud/Caron…

Añadimos, además, una hermosa presentación que se apoya en fragmentos de ese conmovedor tomo de poesías que es Libro de Horas, de Rilke; amén de una preciosa (¿y habrá que decir lúcida?) disertación de Borges sobre La poesía, pieza magistral de oratoria y gusto por la lengua.

Y, aunque se encuentra ubicado hacia el centro de la selección, dejo ex profeso para el final las señas de un poema de Olga Orozco sumamente conmovedor, entonado en su propia voz, la que casi se desgarra al culminar de leerlo.

Salud!
LA

.
SERRAT - RECITANDO UN POEMA DE WALT WHITMAN

http://www.youtube.com/watch?v=e6eRBmH8mzQ

.
La mort des amants (Charles Baudelaire, in Les Fleurs du mal) - Léo Ferré

http://www.youtube.com/watch?v=NyTGHLgUmBc&feature=related

Nous aurons des lits pleins d'odeurs légères,
Des divans profonds comme des tombeaux,
Et d'étranges fleurs sur des étagères,
Écloses pour nous sous des cieux plus beaux.

Usant à l'envi leurs chaleurs dernières,
Nos deux cœurs seront deux vastes flambeaux,
Qui réfléchiront leurs doubles lumières
Dans nos deux esprits, ces miroirs jumeaux.

Un soir fait de rose et de bleu mystique,
Nous échangerons un éclair unique,
Comme un long sanglot, tout chargé d'adieux ;

Et plus tard un Ange, entr'ouvrant les portes,
Viendra ranimer, fidèle et joyeux,
Les miroirs ternis et les flammes mortes.

.

Olga Orozco

No hay puertas

Con arenas ardientes que labran una cifra de fuego sobre el tiempo,
con una ley salvaje de animales que acechan el peligro desde su madriguera,
con el vértigo de mirar hacia arriba,
con tu amor que se enciende de pronto como una lámpara en medio de la noche,
con pequeños fragmentos de un mundo consagrado para la idolatría,
con la dulzura de dormir con toda tu piel cubriéndome el costado del miedo,
a la sombra del ocio que abría tiernamente un abanico de praderas celestes,
hiciste día a día la soledad que tengo.
Mi soledad está hecha de ti.
Lleva tu nombre en su versión de piedra,
en un silencio tenso donde pueden sonar todas las melodías del infierno;
camina junto a mí con tu paso vacío,
y tiene, como tú, esa mirada de mirar que me voy más lejos cada vez,
hasta un fulgor de ayer que se disuelve en lágrimas, en nunca.
La dejaste a mis puertas como quien abandona la heredera
de un reino del que nadie sale y al que jamás se vuelve.
Y creció por sí sola,
alimentándose con esas hierbas que crecen en los bordes del recuerdo
y que en las noches de tormenta producen espejismos misteriosos,
escenas con que las fiebres alimentan sus mejores hogueras.
La he visto así poblar las alamedas con los enmascarados que inmolan al amor
-personajes de un mármol invencible, ciego y absorto como la distancia-,
o desplegar en medio de una sala esa lluvia que cae junto al mar,
lejos, en otra parte,
donde estarás llenando el cuenco de unos años con un agua de olvido.
Algunas veces sopla sobre mí con el viento del sur
un canto huracanado que se quiebra de pronto en un gemido
en la garganta rota de la dicha,
o trata de borrar con un trozo de esperanza raída
ese adiós que escribiste con sangre de mis sueños en todos los cristales
para que hiera todo cuanto miro.
Mi soledad es todo cuanto tengo de ti.
Aúlla con tu voz en todos los rincones.
Cuando la nombro con tu nombre
crece como una llaga en las tinieblas.
Y un atardecer levantó frente a mí
esa copa del cielo que tenía un color de álamos mojados
y en la que hemos bebido el vino de la eternidad de cada día,
y la rompió sin saber, para abrirse las venas,
para que tú nacieras como un dios de su espléndido duelo.
Y no pudo morir
y su mirada era la de una loca.
Entonces se abrió un muro
y entraste en este cuarto con una habitación que no tiene salidas
y en la que estás sentado, contemplándome, en otra soledad
semejante a mi vida.


https://www.youtube.com/watch?v=EVCgFtdXhNM&feature=youtu.be .

My Little Lovelies - Arthur Rimbaud  (Based on the poem "Mes Petites Amoureuses").  Music and performance by Rene Caron © 2010.

http://www.youtube.com/watch?v=sxFrUZnPWbE&feature=related

Based on the poem "Mes Petites Amoureuses" by Arthur Rimbaud. English translation by Paul Schmidt. Music and performance by Rene Caron © 2010. Recorded in Ottawa, Canada 1997

Mes petites amoureuses

Un hydrolat lacrymal lave
Les cieux vert-chou
Sous l'arbre tendronnier qui bave,
Vos caoutchoucs

Blancs de lunes particulières
Aux pialats ronds,
Entrechoquez vos genouillères,
Mes laiderons !

Nous nous aimions à cette époque,
Bleu laideron !
On mangeait des oeufs à la coque
Et du mouron !

Un soir, tu me sacras poète,
Blond laideron :
Descends ici, que je te fouette
En mon giron ;

J'ai dégueulé ta bandoline,
Noir laideron ;
Tu couperais ma mandoline
Au fil du front.

Pouah ! mes salives desséchées,
Roux laideron,
Infectent encor les tranchées
De ton sein rond !

Ô mes petites amoureuses,
Que je vous hais !
Plaquez de fouffes douloureuses
Vos tétons laids !

Piétinez mes vieilles terrines
De sentiment ;
- Hop donc ! soyez-moi ballerines
Pour un moment !...

Vos omoplates se déboîtent,
Ô mes amours !
Une étoile à vos reins qui boitent
Tournez vos tours !

Et c'est pourtant pour ces éclanches
Que j'ai rimé !
Je voudrais vous casser les hanches
D'avoir aimé !

Fade amas d'étoiles ratées,
Comblez les coins !
- Vous crèverez en Dieu, bâtées
D'ignobles soins !

Sous les lunes particulières
Aux pialats ronds,
Entrechoquez vos genouillères,
Mes laiderons !
,

Presentación, en inglés, de algunos pasajes del Libro de Horas, de Rilke
.
Three Poems from Rilke's Book of Hours 
.
http://www.youtube.com/watch?v=_82q4J5gskI&feature=related

.
La poesia, Jorge Luis Borges
https://www.youtube.com/watch?v=GiE951Dtwdg

viernes, 16 de marzo de 2012

K´un - La Opresión, Ching 47 - Escribir a la deriva...

 
K´un - La Opresión      

De un tiempo a esta fecha, se han ido zurciendo en mis cuadernos una serie de textos cuya generatriz son los hexagramas del I Ching. Ha sido como un juego, escribir a la deriva, partiendo de algunas de las palabras que corresponden al hexagrama con el que, por así decir, me topo.

Dejo acá rastros de lo zurcido ayer, a partir del Ching 47, K´un…  

Salud!

lacl

K´un – (La desazón) La Opresión   

Ching 47


El Lago




  El Agua


Tan lirio como la flor


El hombre vino al mundo
sin más amparos
que el azul manto del cielo

y el nocturno brillo de los astros;

tan lirio como la flor y

tan sin denuedo como los vientos

que, si bien pueden llegar

a ser adversos,
no llevan en su corazón

el estigma de la duda.


¿Habrán de ser felices la flor,

el viento o el azul lago del cielo,

sólo porque no hablan

la lengua de los hombres,

ni han de suspirar con ellos,

cuando estos les aprecian

en su desparpajo?


Sin embargo, el hombre

que barre sus obsesiones,

como hojas secas

de la puerta de su casa,

también sabe lo que es

no darse por vencido.

Aprovecha la ventisca

para volver a la crisálida,

alienta su fe en el mañana

y espera transmutar adversidad

en justeza de vivir.


Los hados se persignan con él,

que como el tallo de los lirios,

permanece impávido

bajo la tormenta

o expuesto la sequía.




lacl, 15 de marzo, 2012


lunes, 12 de marzo de 2012

De Inscripciones en el dolmen - Cuaderno de notas

De Inscripciones en el dolmen - Cuaderno de notas

(05/11/11, 3:00 am)


Siempre ha sido placentero, para mí, el despertarme a eso de las 3 de la mañana.

Generalmente esto sucede, por convite algunas veces, por envite otras, de una voz o de un sueño.

Muchos años después de establecida esa costumbre, vine a enterarme -a conciencia- de que ésa es la hora del pulmón.

Inspirar, respirar.

La inspiración es hija del respirar.

Muchos se ha dicho que la inspiración tiene un origen divino.

Y, probablemente, sea cierto. Pero es una divinidad que se expande y se contrae, como un fuelle, en nuestro pecho.

Se aleja, regresa; entre, sale; va y viene…

Porque, cuando respiramos, estamos inhalando el cielo.


* * * * *


(07/11/11, 10:00 am)

Y no podía ser de otra manera, cuando esa hora se cumple tan cargada de gozosa soledad.

* * * * *

(07/11/11, 11:00 am)

Según la dicotomía de Zenón de Elea, nosotros jamás hemos llegado a ningún sitio, ni jamás llegaremos; estamos condenados a ser eternos peregrinos.

Desde la perspectiva de quienes no temen a un migratorio panteísmo poético, como posibilidad cierta de ser (más allá de ese efímero regalo que conocemos como vida), esta paradoja termina por convertirse en un anchuroso horizonte, pleno de dones.

* * * * *

(09/11/11, 10:00 am)

¿Para qué pedir asilo
si se vive en el exilio?

A mí me place vivir

en el exilio,

la más hermosa y desamparada

de las patrias.

* * * * *