domingo, 1 de noviembre de 2015

Agua viajera es nuestro cuerpo




.
Agua viajera es nuestro cuerpo

El agua, tan dócil a los afanes de la creación,  
cobra la forma que los elementos le dan,
canta al ritmo que los cuerpos le brindan.

Agua viajera
es nuestro cuerpo
en tierra viviente;
una tierra que sabe bailar,
armónicamente, al unísono con ella,
pues, siendo suave y sensitiva,
el agua, que todo lo horada,
al final lo disolvería.

La palabra que todo lo contiene,
siendo suma de los elementos,
es la palabra impronunciable,
pues en ella se armonizan todas las palabras
y en veces, ellas, en su adoración,
vanamente buscan la fuente,
indagan la palabra matriz que les dio vida,
un tanto inadvertidas ante el hecho de que,
en su soledad, se sientan desamparadas;
un tanto inadvertidas de que todas ellas,
al juntarse, formen la bóveda  
de silencio donde resuenan…

Pero cuando dejan de inquirir
lo que no pueden ver ni auscultar,
aun cuando vibra radiante ante sus ojos
mientras repica en sus ombligos,
se entregan al jubileo del cosmos,
empiezan a cantarse a sí mismas,
olvidan su olvido
y comienza nuevamente la danza.
Y son como el agua irrigando nuestra tierra viviente.

Para que la palabra se despierte
tienen que despertarse las palabras
y servirles de simiente.
Todo lo demás,
incluyendo el pensamiento,
es ilusión.

(© lacl, texto del 1ro de Noviembre de 2015, entre maitines y la hora nona)
.




https://www.youtube.com/watch?v=lEPK7BmwA28&feature=youtu.be



No hay comentarios.: