sábado, 30 de julio de 2016

El cielo apacigua






Unas letras recién sacadas del horno del cosmos.

Cosmos = Alma.





Adenda (31/07/16).-  Esta mañana han surgido unas líneas de colofón  y se ha adicionado a las escritas ayer, así que aquí dejo esta segunda versión y, debajo, la primera.


A Eduardo Torrealba

El cielo apacigua,
el cosmos apacigua,
la danza de los astros apacigua,
los lienzos estelares
y el retozo de las nubes apaciguan.
El cielo canta con voz iluminada,
voz que viaja en el esqueleto que atavía la oscuridad.

Estamos solos ante el firmamento colosal.

Acaso la noche,
con su infinita oquedad,
obre -en veces- el pasmo y pánico
que sólo pueden procurarnos
las imágenes de abismos sin final.

Pero todo tiene final,
hasta el abismo de la eternidad.

El alma es agua del cosmos.

Y de esas aguas deviene la gota
que ahora arrastra la partícula de polen
en la que viaja el cosmos sumergido.

Resbala por la faz de esa flor humedecida
que una niña de otro mundo
porta entre sus manos.


lacl / 31 de julio, 2016.



A Eduardo Torrealba




El cielo apacigua,
el cosmos apacigua,
la danza de los astros apacigua,
los lienzos estelares
y el retozo de las nubes apaciguan.
El cielo canta con voz iluminada,
voz que viaja en el esqueleto que atavía la oscuridad.

Estamos solos ante el firmamento colosal.

Acaso la noche,
con su infinita oquedad,
obre -en veces- el pasmo y pánico
que sólo pueden procurarnos
las imágenes de abismos sin final.

Pero todo tiene final,
hasta el abismo de la eternidad. 

El alma es agua del cosmos.


.
lacl / 30 de julio, 2016.









2 comentarios:

Eduardo Jose Torrealba Fernandez dijo...

Un regalo tan iesperado como apreciado. La soledad de todos es soledad de la soledad, por eso somos salvados por el otro, por su presencia, por la intuición de su presencia, por la consciencia que llena su ausencia. Gracias, querido otro.

Contracorriente dijo...

Un abrazo, señor otro. No sé cuál sea la razón de que ayer no pudiera leer tu comentario en la publicación de Facebook. Misterios cibernéticos. Aún no he entrado en esa red. Lo haré más tarde y espero, ahora sí, poder ver tu comentario. Esas palabras fueron motivadas por las tuyas...
Esta mañana, en un descanso de lectura (anduve disfrutando de la lentitud dominical posando mis ojos sobre la Divina Comedia de Dante), se han agregado unas líneas de colofón. Las acabo de subir a esta publicación. No sé por qué se agregaron, acaso porque todo está en constante movimiento y proceso de cambio. Lo cierto es que se agregaron, pero dejo ambas versiones…
Y otro abrazo, que se extienda a la bella familia.