sábado, 10 de enero de 2015

Karl Kraus, La tercera noche de Walpurgis, 1933.



 .
Que Karl Kraus comenzara “La tercera noche de Walpurgis” con su lacónica frase: "No se me ocurre nada sobre Hitler", me parece una natural consecuencia. Y se tomó unas trescientas páginas para bordar sobre el vacío espiritual, consumado en el vacío de la lengua... Dejamos un extracto. Creo que el hombre no ha sacado muchas enseñanzas de la catástrofe. 
Salud! 

"...Cómo podría yo conseguir algo que el mundo, con todo su empuje, no es capaz de lograr! Lo indecible, lo inefable que se ha hecho de forma tan sencilla; ante lo cual, ante tal hecatombe se pone a temblar todo sentimiento humano de la tierra y corre a refugiarse en el no comprender; ante lo cual se convierte en horror el vacío cordial de una comunidad –todavía amparada- de Lengua; ante lo que no sirve para nada una solidaridad que alguna vez todavía podía alarmarse a causa de un caso individual de una justicia formalista: algo indescriptible que vincula el derecho de existir a la anulación de toda vida espiritual que se haya dado, a la separación de la raza que alcanza hasta el tercer miembro del árbol genealógico, de forma retrospectiva. El querer describir esto sería algo inalcanzable, algo  que nunca sería un acontecimiento del grado del hecho..."

Karl Kraus, La tercera noche de Walpurgis, 1933.




No hay comentarios.: