miércoles, 26 de marzo de 2014

Hermann Hesse. Sobre poeta, versos, poesía…



Breve colecta.



* Poeta es algo que se puede ser, pero no algo que se pueda uno hacer.

* Hacer versos malos es algo que depara mucha más felicidad que leer los más bellos.

* El oficio de poeta no es mostrar caminos, sino ante todo despertar la nostalgia.

* El poeta no debe amar al público, sino a la humanidad, que en su mayoría no lee sus obras y, sin embargo, las necesita.


* La poesía no sirve a fines, excepto inconscientemente y en el sentido de que todo lo vivo se presta un servicio mutuo. El destino de las poesías didácticas es fracasar tanto más como poesías, cuanto más se preocupan por la enseñanza que pretenden comunicar.   

* En nuestros tiempos el poeta, como representante más puro de la persona con alma, se ve arrinconado en un espacio sin aire, entre el mundo de las máquinas y el mundo de la producción intelectual, y condenado a morir por asfixia. Y es que el poeta es representante y defensor de esas fuerzas y necesidades del hombre a las que nuestro tiempo ha declarado la guerra de un modo fanático.

* Allí donde un poeta cosecha alabanzas o censuras, donde tiene repercusión o es objeto de burla, donde se le ama o se le condena, no es de sus pensamientos y sueños de lo que se habla, sino sólo de esa centésima parte que logra penetrar por el estrecho canal del lenguaje y por el no menos estrecho de la comprensión del lector.

* Lo importante en el pensar, lo mismo que en la literatura, no es el qué, no son los objetos más o menos casuales del pensamiento, sino la intensidad, el grado de calor y de pureza con que el individuo vive y analiza los problemas de su época.

* Usted cree que el poeta se libera de sus vivencias y lastres porque posee el don y la práctica de formular. Algo de cierto hay en eso, desde el momento en que el mero hecho de expresar o confesar entraña cierta liberación; pero aquí no se precisa de medios artísticos, y la confesión o confidencia más sencilla que se le hace a una persona de confianza cumple el mismo cometido que la mejor de las poesías. El artista, por el contrario, al expresar algo eleva en parte lo vivido a la conciencia (nunca del todo), pero la mayoría de las veces lo único que consigue es intensificar la experiencia, no desprenderse de ella.

* Arte es la contemplación del mundo en estado de gracia.


Hermann Hesse, Lectura para minutos. Alianza Editorial. 1978, 5ta Edición.
.

.
lacl ©

 .

4 comentarios:

Emilia Lee dijo...

Hola Luis Alejandro, me ha encantado pasearme por acá, un verdadero paseo, me voy con el corazón cantando!

Un abrazo solar desde la isla de Margarita!

Emilia Lee

Contracorriente dijo...

Muchas gracias, Emilia. Recibo tus palabras con mucho beneplácito, seguiremos pues,hilando. Soy un tanto distraído con el asunto de revisar los comentarios. Y tenía unos cuantos almacenados.
Otro abrazo va de vuelta hasta la hermosa isla.

papaarturo dijo...

si a la colecta, le agregamos, abusando de su ausencia, si pensamos que no se es poeta por urgencia, que se es digamos, como si la mas pura escencia.

Contracorriente dijo...

Con afecto les dejo este otro enlace...
http://letrascontraletras.blogspot.com/2014/01/hermann-hesse-un-joven-de-18-anos.html