miércoles, 22 de febrero de 2017

UNO ENTRE TANTOS



UNO ENTRE TANTOS

A Mery Sananes.

Uno entre tantos, rendido entre las hojas resecas y expuestas al barrido del viento. Hojas que, de pronto, de un día para otro, amanecieron yertas.

Uno entre tantos, extraviado entre millares de manos anónimas, aherrojadas, aunque más advertidas del extravío que sus renegados cuerpos, que las portan por el mundo como esclavizados apéndices.

Uno entre tantos, traspapelado en las retinas que no miran hacia afuera ni hacia adentro, pues son los ojos los que no ven… El milagroso mundo regalado corre ante ellos, como ante ventanas deshabitadas, sin que allí nada quede registrado. El mundo es un derroche sin sentido para el corazón que ya no timbra, convertido en fuelle sin aliento y sin llama que animar.

Uno entre tantos que, desconcertado en medio de una iluminación, se dice que hay que marcharse a la montaña, que ya no hay otra solución, salvo que el mundo no amerita de soluciones y nadie quiere ir a la montaña. El mundo se deja vivir y yo soy ese hombre anónimo, perdido entre tantos; el que, a su vez, ha perdido la senda que conduce a la montaña sagrada, y que en el fondo sabe que debe, a fin de cuentas, ajustar cuentas, y bajar a la raíz infalible, al renegado y más profundo lecho de su no vivido fuego, para en él cauterizarse y limpiarse con las llamas de su propio cautiverio.
.

lacl. Un 22, a las 22... Febrero de 2017








https://www.youtube.com/watch?v=N0aaZnxnkEo

No hay comentarios.: