miércoles, 8 de abril de 2015

Discurso de adhesivos



.
Una vista al "pasado inmediato". Algo más sobre mentira y verdad... En una fecha patria de hace dos años...
-----------------------------------------------
El poder verdaderamente enloquece, sobre todo a quienes crecieron a la sombra de los desafectos... Me comentan las más recientes palabras de un jerarca: "...niños, escuchen, es mejor ser hijo de Bolívar que sobrino de Bolívar. Y ustedes son hijos de Bolívar..." Discurso de adhesivos, de falsa historia, de maniáticos, de cartelera de cuartel, cuando no de concurso de belleza. Lo único que se desea imponer es un ego exacerbado. De allí la importancia que se le confiere a la grandilocuencia meramente nominativa, apartada de los hechos. Lo que prevalece son las charreteras, las medallas, las estatuas, los panegíricos defecados sobre el nombre de héroes de cartón. Lo que se predica, lo que flota en el aire, es el discurso de un fingimiento escamoteando la realidad. No es que alguien se haya vuelto lunático, no es que el majestuoso y petulante brillo del engrandecimiento le haya secuestrado el equilibrio, es que nunca dejó de ser un desequilibrado, alter ego de tanta psique desvalida. Y esa es una de las razones del poder, hoy como ayer... 


(Luis Alejandro Contreras 24 de julio de 2012 ·)



No hay comentarios.: