jueves, 20 de febrero de 2014

Tao Te Ching, de Lao Tse / Tesoro de la humanidad




Algunos fragmentos del Tao-Te-Ching, de Lao Tse. Uno de los inestimables valores de la humanidad. Palabras que apuntan al centro de un silencio interior que hoy es negado a mansalva. Provienen de la versión de Caridad Díaz-Faes, Ediciones Morata, Madrid, 1980.


***** 

Imaginemos que gobierno un pequeño país de pocos
habitantes.
Mis súbditos tendrían embarcaciones que no utilizarían.
Les enseñaría a temer a la muerte y a no alejarse.
Por muchos carruajes que hubiese, no viajarían en ellos.
Aunque tuviesen armas y corazas, no las mostrarían.
Les llevarías de nuevo al uso de cuerdas con nudos (en
lugar de escritura).

Encontrarían sabroso su alimento;
Ricos sus vestidos;
Cómodas sus casas;
Felicidad en sus costumbres.

Aunque los reinos vecinos se hallasen tan cerca
Que pudiesen oír el ladrido de los perros y el canto de
            de los gallos,
los hombres de este pequeño reino no desearían nunca
abandonarlo.



*****

Gobierna un gran Estado como asarías un pez pequeño;
con suavidad.
Deja que Tao reine en el mundo y los espíritus perderán
su mágico poder.
No porque sigan siendo poderosos,
Sino porque su poder no dañará a los hombres.
Ellos no dañarán al hombre,
Y el poder del sabio no dañará al pueblo.
Como nadie daña a nadie,
La virtud residirá en ambos.

*****

El sabio que no posee un “yo” propio;
Hace del “yo” ajeno el suyo.
Con el bueno obra bien,
Con el malo obra bien,
Y así alcanza el bien.

Con el justo es justo,
Lo es también con el injusto,
Y así alcanza la justicia.
El sabio vive en paz y reina en la llaneza.
Y cuando todos le miran y escuchan
Considera a todas las criaturas como una madre a sus propios hijos.


*****

El mejor soldado no es violento.
El mejor guerrero no es cruel.
Un gran conquistador no combate.
Un gran general se mantiene debajo de sus hombres.
Esta es la virtud de la no-violencia.
Este es el modo de conducir al hombre.
Esta es la suprema unión con el cielo.

*****




No hay comentarios.: