miércoles, 18 de febrero de 2015

¿Fama o veracidad? Nota al margen sobre Jorge Luis Borges.-



















A Jorge Luis Borges no se le podría achacar responsabilidad alguna en lo que toca a “la mancha” de haber obtenido alguna celebridad o renombre como producto de su culto por la palabra. Da la impresión de que pareciera ser culpable de algo sobre lo que manifestó, una y otra vez, un profundo desdén. Y pareciera que nunca se repara lo suficientemente sobre sus declaraciones con respecto a lo efímero de algunas humanas circunstancias, tales como la fama o el éxito. 

Jamás he creído que sus declaraciones al respecto sean producto de una falsa modestia. Es demasiado cáustico y preciso en sus señalamientos en torno a estas cuestiones, que consideró siempre marginales. Se puede descreer de su honradez personal, pues toda creencia (descreer de algo o de alguien implica, de hecho, una creencia) y sus derivados, como lo son las opiniones obedecen, en cierto modo, al universo personal de cada ser. Pero hoy sigo pensando, como veinte años atrás, que no se puede tergiversar el sentido de sus palabras, pues todo ello queda como el quebradizo intento de querer procurar desdoro a un hombre que nunca concedió importancia al brillo, estando al tanto, como estaba, de que todo eso no es más que un espejismo. 

Borges se apoya en un pasaje bíblico y unas palabras de Verlaine para apuntar que “…habría que escribir ex abundantia cordis, desde la abundancia del corazón, desde la plenitud del corazón, y sin esa plenitud todo lo demás es literatura...” 

Y en otro momento, cuando se refiere al bien de la literatura, no se refiere a una literatura de nombres propios, sino como a un todo, un patrimonio universal, esa creación que es el producto de todos: “…La relación entre el lector y el poeta, todo eso es circunstancial, todo eso me parece a mí una miseria. Sólo la poesía es importante. Ahora que la haya escrito Fulano o Mengano…”

La poesía es una necesidad, dice en cierta ocasión. Para él, como para toda persona que desee ser vehículo de la poesía, es esa necesidad la que les mueve.

Tal como expresara Rilke en las Cartas a un joven poeta: se escribe por necesidad. 
.



Jorge Luis Borges: Siete Noches - ¿Qué es la poesía?

https://www.youtube.com/watch?v=xN7FkLlHAsM

No hay comentarios.: