sábado, 31 de mayo de 2014

Artes serviles, artes non serviles...



Bonito trabajo periodístico sobre cómo se define una vocación. Se revela un amor por lo que se hace, y no una aspiración de la voluntad que murmura en todo oído para incentivar el logro o éxito antes que el gusto por lo hecho. A mí me chocan las modas, así como las aficiones que se adosan al ego exaltado sobre el que las modas se edifican. Porque todo lo que se hace por vocación no puede o, al menos, no debería estar supeditado al efímero culto y contraste de las modas, tan malolientes, como son, tras bastidores. Los fanatismos, absolutamente todos los fanatismos, son indicio de una enfermedad. Pero cuando uno hace algo por gusto y no por ansiedades de fama y poder, lo que deviene es gusto por lo que se ha hecho haciéndose... Así que saludo esta entrevista, en la que aparecen dos muchachas llenas de esperanzas, donde se revela la sencillez del ser humano, más allá de flashes, vítores, gruesos cheques y guirnaldas en el cuello... Esa infusa y rentable "ciencia" conocida como marketing es uno de los mayores males de la humanidad, pues sus fundamentos establecen, porque sí, la pérdida del alma para quien inadvertidamente caiga entre sus redes Y muy pocos se percatan hoy de ello...
https://www.youtube.com/watch?v=HwlP_z6Dio4

No hay comentarios.: