jueves, 23 de mayo de 2013

El juego de la palabra







Los textos provienen de contracorrientes (sentencias en incertidumbre) y todos mencionan o hacen referencia a palabra...
Incluyo únicamente textos breves, los un tanto extensos que versan sobre palabra o verbo los dejo reposando sobre las hojas...

Salud,
lacl.





: no olvidar nunca que
la palabra es sólo una de las vías
por donde el hombre puede entrar en contacto
con la poesía.

* * * * *

¿ No hay cierto aroma de antigüedad calcinada
en el polen de la palabra volver ?

* * * * *

Descreo de la primera frase,
el primer gesto.
Descreo de los gestos interinos,
las frases intermedias,
las sentencias.
Y no puedo ser más
que un aburrido sentencioso.
Y adoro las palabras,
pero tengo que descreer de ellas
si me percato de que olvido fácilmente
que ellas están, también, para la dicción
de aquello acerca de lo que no creo.

* * * * *






Las palabras siempre y nunca.
Siempre juntas, nunca separadas.

* * * * *

“Bello es lo que me place”, creo recordar, dijo un sabio griego. En realidad, la frase es mía. No porque la ideara yo, sino porque la hice mía, lo que es lo mismo, al final. Hay en ella un dejo de felicidad, una coartada para con la vida. Vayan mis votos de gratitud para Platón y su padre putativo Sócrates, por toda esa real imaginería que a su palabra vino uncida.

* * * * *

La poesía es más una cuestión de situaciones que de palabras;
para lo cual han de estar, las palabras, dispuestas a situarse.

* * * * *

La más acabada expresión es aquella que no sospecha
que, también, es una figura literaria.

* * * * *

La figura literaria más redonda
es aquella que nació redonda.

* * * * *

Porque la poesía es más una cuestión de palabras justas que de figuras literarias.

* * * * *

Alguien me dijo una vez que no debía “usar” una palabra proveniente del inglés en un poema; que eso sólo se justificaría si yo fuera un poeta chicano.
Y yo luego me escuché diciéndome que un poeta no sólo es un chicano, sino un mohicano, un gitano, un mundano.

* * * * *

Pidió mi venia para copiar un poema,
para reproducirlo y acaso colocarlo en un lugar visible de su casa.
Con estupor, enmudecí.
Entre titubeos alcancé a proponerle que lo compartiera en silencio.
De súbito vi cómo mi estupor se mudó a su mirada.
Más adelante dejó de dirigirme la palabra.
Mi desnudez me hizo lucir como un hombre tosco,
siendo que tan sólo añoraba enaltecer la anonimia.

* * * * *

Crear o crearse palabras, íntimas formas en su entonación o giros de nueva dicción, son prerrogativas que ningún mortal puede negar a otro...

* * * * *

Yo no me desvelo por aparentar ser profundo en lo que corresponde a la complicación que representa la expresividad de mi ser.
Pues la docta acepción que hoy se confiere a la palabra profundidad,
poco o nada puede añadir en lo que toca
a atinamiento de la realidad,
descubrimiento de la respiración,
registro de nuestro indolente ser.

* * * * *

Sebastián me ha dicho esta noche: “¿ Sabes papá ? morir debe ser algo hermoso” -
y sentí como si una flor estuviera ofrendándose en la brevedad de su existencia.
Tales palabras repercutieron en mi alma como el chasquido de un guijarro al caer en las serenas aguas de un pozo; inesperado regalo, cuyos reverberos de luz y oscuridad no atino a expresar.

* * * * *

Desprendimiento.
Esa ha sido mi palabra
de hoy anunciadora.
Se me regaló
en todo momento.
Cuando yo cejaba
y me sentía huérfano
de sinrazones
y no de excusas,
ella estaba allí,
a la orilla del desierto
de las palabras.
Látigo de piel
y acicate miel del vértigo,
nada pueden
ante esta vana sensación,
desprendimiento.

* * * * *
.
Contracorrientes
(Sentencias en incertidumbre)
BID&CO EDITOR, Colección Manoa, Caracas, 2006.
P.S. Reedición: Caracas, 2013.

Tal como apareció el multi palíndromo en la Enciclopedia Noruega 

Abrakadabra   Nordisk familjebok






Mayores datos sobre contracorrientes (sentencias en incertidumbre), en:




No hay comentarios.: