domingo, 31 de julio de 2011

La luna pende amarilla, cenicienta, vaga, dulce, cruel.

.



.










La luna pende amarilla,
cenicienta, vaga, dulce,
cruel.
Dos niños de nadie juegan
al fútbol a la medianoche
(es la plaza Brion);
entre árboles asediados
por banquetas y bloques de cemento,
discuten la validez de cada gol,
mientras una bruma nauseabunda
espolvorea sus cabellos y los míos.
La luna o, mejor, el color hepático de su risueña agonía
no logra conmover cielo ni tierra.

Prosigo mi camino.

Pienso, quizás egoístamente, que hace meses no escribo un poema, pero inmediatamente surge una voz que me dice que eso importa un bledo.  ¿ Qué dilema es éste de conciliar mi mundo con el mundo ? Hace poco sí escribí un verdadero poema, sencillo y hermoso porque tan sólo era el registro de un “fresco” que observé en la calle, pero lo perdí en la calle misma, tal vez al meter la mano en el bolsillo. Así, pues, es como si no hubiera escrito nada.

Como un doble relámpago, acuden a mi memoria dos sentencias, una es de Auden y la otra de Rilke. Auden postula la incertidumbre de todo poeta, sobre si volverá a encontrar las perlas de un nuevo poema, después de haberse encontrado con aquellas que le señalaron el develamiento del último poema escrito. Rilke dice que todo poema (en realidad, toda obra de arte) ha de nacer de una profunda necesidad. Infiero de la conjugación de ambas sentencias, que poesía y poema son el padecimiento, la incertidumbre de una magia necesaria.

En mi camino pienso que había que estar allí, deberían haber estado allí, en la plaza, a medianoche; todos y cada uno de los hombres y mujeres que viven en el mundo, deberían tener un encuentro como ése, sin otra compañía que la de su yo interior, sin otros testigos que sus propios ojos:

Dos niños en un insólito campo de juego,
azuzándose con voces avejentadas.

Dos niños
corriendo bajo una luna de hiel,
con sus cabellos blancos.

Dos niños
lúdicos y endurecidos.

Hace tiempo que no escribo un poema.



Contracorrientes (sentencias en incertidumbre)  BID&CO Editor, Colección Manoa, Caracas, Noviembre de 2006.

.

Amo el álbum entero, pero dejemos esta joya por los momentos... Música y poesía van de la mano en este hermoso y redondo trabajo de Pink Floyd...
.
https://www.youtube.com/watch?v=ungav2gaOVw

2 comentarios:

Una perra màs dijo...

Me encanto el Blog! Te sigo :D Pasate por el mio http://ssedicedemi.blogspot.com

Contracorriente dijo...

Con todo gusto, gracias...