martes, 20 de septiembre de 2016

La multitud en el juego de pelota, William Carlos Williams - The crowd at the ball game





Hace un par de días me ha llegado un alerta, un”feedspot” al que estoy enlazado, que rezaba: “…William Carlos Williams, born on this day in 1883. Read his work...” Inmediatamente visualicé mi viejo libro en la memoria, me refiero a aquella lejana edición de Monte Ávila Editores que nos puso a leer a Williams, en versión, si mal no recuerdo, de Julieta Fombona y/o Guillermo Sucre. Inmediatamente vino también, a mi memoria, aquel amado poema que nos trae en todo su sabor a la multitud que celebra la fiesta, esa muchedumbre que sabe olvidarse de sí misma ante la anónima y colectiva convocatoria del juego, aquella condición humana que alguna vez nominara Johan Huizinga bajo el mote de “Homo Ludens”.  Llevo dos días buscando ese poemario por los rincones de mi biblioteca, que no es que sea muy grande pero, desde nuestra mudanza, hace ya varios años, ha dejado de ser ordenada. Los libros migran por la casa, es una biblioteca algo proteica. En fin, me he atrevido a intentar una versión propia a falta de una mejor solución. En lo que consiga mi libro agrego la versión referida. Si mal no recuerdo se titula Primavera y todo… Ya aparecerá…
lacl

La multitud en el juego de pelota
William Carlos Williams
The crowd at the ball game

La multitud en el juego de pelota
es sacudida uniformemente

por un espíritu de inutilidad
que le deleita-

todos los excitantes detalles
del caso

y el escape, el error
el fulgor del genio-

todo lo vano salva la belleza
lo eterno-

Así ellos, uno a uno, en la multitud,
son hermosos

por esto
para ser advertidos contra

las aclamaciones y los desafíos-
está viva, letal

sonríe gravemente
sus palabras entrecortadas

La exuberante hembra con su
madre, lo capta-

El judío lo capta  de inmediato -esto
es mortal, aterrador-

Es la Inquisición, la
Revolución

Es, en sí, la belleza
que vive

día a día, en ellos
vanamente-

Este
es el poder de sus rostros

Es el verano, es el solsticio
la multitud está

ovacionando, la multitud ríe
en cada detalle

permanente, seriamente
sin pensar


--- 

The crowd at the ball game


      The crowd at the ball game

      is moved uniformly



      by a spirit of uselessness
      which delights them—

      all the exciting detail
      of the chase

      and the escape, the error
      the flash of genius—

      all to no end save beauty
      the eternal—

      So in detail they, the crowd,
      are beautiful

      for this
      to be warned against

      saluted and defied—
      It is alive, venomous

      it smiles grimly
      its words cut—

      The flashy female with her
      mother, gets it—

      The Jew gets it straight— it 
      is deadly, terrifying—

      It is the Inquisition, the
      Revolution

      It is beauty itself
      that lives

      day by day in them
      idly—

      This is
      the power of their faces

      It is summer, it is the solstice
      the crowd is

      cheering, the crowd is laughing
      in detail

      permanently, seriously
      without thought

William Carlos Williams, “The crowd at the ball game” from The Collected Poems of William Carlos Williams, Volume I, 1909-1939, edited by Christopher MacGowan. Copyright 1938 by New Directions Publishing Corporation. Reprinted by permission of New Directions Publishing Corporation.

 

No hay comentarios.: