jueves, 31 de enero de 2013

Como flores exfoliadas...






















Como flores exfoliadas...

Estos textos surgieron fugazmente, al desgaire o de improviso, mientras contemplaba y almacenaba estas vistas de la luna… Son bocetos surgidos impensadamente, pues me caía del sueño. Fui a la cocina por un vaso de agua y al volver a la biblioteca para dar todo por cerrado, me volví a sentar y surgieron tales líneas. No creo que tengan mayor virtud de aquello que nace espontáneamente, pero acá las dejo…
Salud,
lacl





 
La luna nada sabe de sombras
en las que se elucubran celadas de ultraje.
Eso se lo deja a los hombres.

Su único ultraje es que su espejo de silencio,
abriendo esa callada sonrisa,
sabe que no hay que devanearse
buscándose a uno mismo,
en el fondo de una imagen
en la que yacemos
como flores exfoliadas.

.
29/01/13

*****

Cuando la luna se asoma
en todo su esplendor
y nos toma de improviso,
rozamos por un soplo la inocencia.
Nos rapta, con sus carantoñas blancas
que suben por lo bajo,
inundando con su paladar de voces de otro mundo
al niño tímido que demasiado pronto
se extravió en el hombre.

.
29/01/13


*****

La luna ahoga la garganta
del contemplador desprevenido.
De pronto se da cuenta de ser
un extraño en la tierra.
Sin luna estaríamos locos
con nuestros excesos de cordura.

.
29/01/13





*****

La luna es tan plácida
como el amor más decantado;
aquel que no necesita de palabra alguna.

Basta con que haga entrada
por la puerta de tu casa,
sin anuncios ni remilgos,
para que calles con un silencio
que desearías fuera eterno.

.
29/01/13

*****




La luna nunca ha perseguido a los hombres.

Somos nosotros quienes sembramos
la sombra de la duda
al descreer del milagro que palpita
en el mero respirar.

Ella está allí,
casi diríamos que perennemente,
fiel al paso de las cosas creadas
(en realidad, portentos)
que jamás habrán de preguntarse
sobre el porqué de su existencia.

.
29/01/13

.

No hay comentarios.: