viernes, 6 de junio de 2008

A medianoche se nos fue Eugenio Montejo…




A medianoche se nos fue Eugenio Montejo… Se me crispa la piel al escribirlo. Una amiga llamó ayer a Yineska para avisarnos que estaba muy mal… Es lamentable que muera ignorado y malmirado por muchos que hasta ayer le tenían en sus mesas de noche…

Les lego una frase que me ha acompañado siempre, desde el día en que tuve la fortuna de que cayera en mis manos ese hermoso libro que es Algunas palabras, frase final del poema Los árboles:

No sé qué hacer con ese grito, no sé cómo anotarlo.

Desafortunadamente no tengo el libro a la mano en estos momentos y nunca me ha gustado memorizar poemas, luego lo reproduzco.

Expongo otro de sus poemas, acaso más justo y no menos conmovedor para sus exequias.
Que parta en paz.


Amantes

Se amaban. No estaban solos en la tierra;
tenían la noche, sus vísperas azules,
sus celajes.

Vivían uno en el otro, se palpaban
como dos pétalos no abiertos en el fondo
de alguna flor del aire.

Se amaban. No estaban solos a la orilla
de su primera noche.
Y era la tierra la que se amaba en ellos,
el oro nocturno de sus vueltas,
la galaxia.

Ya no tendrían dos muertes. No iban a separarse.
Desnudos, asombrados, sus cuerpos se tendían
como hileras de luces en un largo aeropuerto
donde algo iba a llegar desde muy lejos,
no demasiado tarde.













.

Escuchemos a Montejo, a su paso por el Festival de Poesía de Medellín…
Registro de la Revista Prometeo
http://www.festivaldepoesiademedellin.org/

No hay comentarios.: