martes, 18 de septiembre de 2007

DEMONIO DE LA COLINA DEL TIGRE

.






















DEMONIO DE LA COLINA DEL TIGRE


Es éste uno de mis poemas predilectos. ¿Por qué? Por lo misterioso de su origen. Porque, para mí, la poesía es voz anónima, sin persona ni nombre. La poesía puede brotar de mi pecho y fluir por mi boca, pero esa poesía nunca será mía. Porque la poesía no es de nadie. A nadie le pertenece aunque, paradójicamente, a todos nos done sentido de pertenencia. Esta inscripción pudo ser estampada en una clausurada cueva, pudo ser hendida en la corteza de un árbol, pero fue escrita sobre un muro de piedra. Porque la poesía, a pesar de su origen anónimo, busca senderos para incidir en alma humana. Si no es alegre, si no convoca el optimismo, es porque nos muestra aristas y fisuras de nuestras almas que la vida corriente nos veda y porque nos invita a abrir y cruzar pórticos a un firmamento del que somos partícula, efímera sí, pero viviente.
lacl


DEMONIO DE LA COLINA DEL TIGRE
(siglo VIII, anónimo)

INSCRIPCIÓN

(En 778 aparecieron estos viejos versos sobre el muro
de piedra del Templo de la Colina del Tigre)

No soy sino un alma vagabunda:
no pude convertirme en espíritu inmortal.
Para mí no aparece el claro sol:
los pinos verdes son mi pórtico.
Encerrado bajo un montón de tierra
no dejo de pensar en los míos.
¿Cómo matar mi pena, mis remordimientos?
Todo lo que ha nacido vuelve a su origen.
Anuncio a los vivos esta verdad:
no nos sacian las ofrendas de vino.
Que los que tienen cuerpo piensen en los huesos:
honor y gozo son palabras huecas.



La traducción es de Octavio Paz. Puede hallarse en sus Versiones y diversiones. La primera edición data de 1974, Ediciones Joaquín Mortiz, impresión que, por fortuna, cayó en mis manos recién salida del horno. Una edición más reciente, revisada y aumentada (cuyas dos primeras secciones son, afortunadamente, bilingües) es la de Galaxia Gutenberg, Barcelona, 2000. Eso sí, desafortunadamente es más cara.


La reproducción corresponde a un texto del calígrafo Ouyang Xun (557-641)




No hay comentarios.: